Facebook Linkedin Instagram Youtube

El orden de las comidas en los niños

Una buena alimentación es muy importante para poder mantener una vida sana, sobre todo en estos tiempos donde las rutinas han ido cambiando y a veces es difícil adaptarse y poder mantener una rutina alimentaria adecuada para toda la familia. 

Acá te contamos porqué es importante ocuparse de mantener en orden las comidas de los niños y cómo puedes ayudar a tus hijos a desarrollar hábitos alimenticios saludables

La importancia de una buena rutina alimentaria 

  • Los hábitos alimenticios se van desarrollando en el tiempo, gracias a un ambiente que los potencie y refuerce, es por esto que es esencial que en el hogar existan rutinas.
  • La energía y nutrientes que aporte una alimentación debe ser adecuada para poder asegurar un crecimiento y desarrollo saludable del niño.
  • Es en la primera infancia donde se adquieren buenos hábitos alimentarios que pueden mantenerse para toda la vida, y la familia es el ambiente más adecuado para asegurar un aprendizaje completo de alimentación saludable.

Sugerencias para promover una buena rutina alimentaria: 

  • La dieta debe ser equilibrada y variada, para promover el consumo de distintos alimentos que ayuden a una adecuada ingesta de nutrientes. Incorporando desde pequeños una gran variedad puedes ayudarlos a que se acostumbren a tener una dieta completa. 
  • Limita el consumo de alimentos con “calorías vacías”, como las golosinas o snacks, especialmente entre comidas, para asegurarte de que a la hora de desayunar, almorzar o comer tu hijo coma lo que le sirvas. 
  • Intenten alimentarse en familia y en un ambiente positivo y agradable. 
  • No utilices el alimento como recompensa, porque así tu hijo puede asociar algunos alimentos como recompensa, disminuyendo el consumo de otros que son esenciales. 
Una rutina alimentaria debe incluir lo siguiente: 
  • Desayuno: una de las comidas más importantes. Puede incluir lácteos, cereales y frutas para asegurar una ingesta adecuada de energía y nutrientes. 
  • Almuerzo: hidratos de carbono, como arroz, pasta o legumbres. Acompañado de proteínas y verduras para aportar diversos nutrientes. De postre puedes ofrecer alguna fruta. 
  • Comida: debe estar compuesta principalmente de proteínas y verduras, intentando que no sea una comida muy pesada para que tu hijo duerma sin problemas. También puedes ofrecer una fruta de postre. 
  • Entremedio de las comidas tu hijo puede comer alguna colación, como un lácteo, cereales o alguna fruta. 

Es importante siempre apuntar a la variedad, tanto de alimentos como de nutrientes, asegurándote de que tu hijo consuma lo necesario para tener energía durante el día y desarrollarse de manera adecuada. 

Minuta semanal de alimentación 10 al 15 de mayoMi hijo tomó alcohol gel: ¿Qué hago?