Facebook Linkedin Instagram Youtube

Alimentos no recomendados para lactantes y preescolares

Noviembre 04, 2020

En los dos primeros años de vida de un niño, la elección de los alimentos merece una atención especial, ya que es entonces cuando se forman los hábitos alimentarios. El papel de la familia en esta elección es muy importante: los adultos y los niños deben participar en este proceso de diferentes formas.

Si los adultos eligen alimentos saludables y apropiados, el niño podrá elegir entre ellos. Siempre se debe fomentar la participación del niño en la elección de los alimentos y en la preparación de las comidas, ya que le permite experimentar las tareas diarias relacionadas con la comida.

Los Alimentos y su procesamiento

Los alimentos se someten a diferentes tipos de procesamiento en su producción. El tipo de procesamiento afecta la composición de nutrientes del alimento, el sabor, la presencia y los tipos de aditivos, las circunstancias en las que se consumirán (cuándo, dónde, con quién) y la cantidad en la que se ingerirán. Además, el tipo de procesamiento tiene un impacto en el medio ambiente, como veremos a continuación.

¡Revisémoslos a continuación alimentos ultraprocesado que no deberías tener en tu menú semanal!

Alimentos ultra procesados no recomendados para bebés antes de los 2 años

Los alimentos ultra procesados son producidos por la industria a través de diversas técnicas y pasos de procesamiento y toman muchos ingredientes, como sal, azúcar, aceites, grasas y aditivos alimentarios (colorantes artificiales, conservantes, edulcorantes, aromatizantes, potenciadores del sabor, entre otros, no utilizados en casa) ).

En estos alimentos, el azúcar puede estar presente de diferentes formas. Los más comunes son: maltodextrina, dextrosa, jarabe de maíz, jarabe de malta y azúcar invertido.

Te dejamos una lista de productos que NO deberían estar en tu compra:

  • Jugos, néctar o refrescos con sabor artificial
  • Bebidas con sabor a chocolate o sabor a fruta
  • Bebidas energéticas
  • Paquetes de snacks
  • Helados, chocolates y golosinas en general
  • Jalea en polvo
  • Pan de hamburguesa y hot doc procesado
  • Galletas, pasteles y mezclas para tortas y queques
  • Cereales para el desayuno ultra procesados
  • Barritas de cereal
  • Harinas de cereales instantáneas con azúcar
  • Yogurt con sabores
  • Queso procesado
  • Condimentos instantáneos para carnes, pollo y verduras (caldos en cubos o líquido)
  • Salsas preparadas
  • Productos congelados listos para calentar (por ejemplo, tartas, pasta, pizza, etc.)
  • Carne empanizada tipo nuggets de pollo o pescado
  • Productos cárnicos reconstituidos como chorizos, hamburguesas y salchichas
  • Sopas y postres instantáneos

Los alimentos ultraprocesados ​​no deben ofrecerse a los niños y los adultos deben evitarlos. En general, contienen cantidades excesivas de calorías, sal, azúcar, grasas y aditivos.

Cuando se consumen en exceso, pueden provocar problemas como hipertensión, enfermedades cardíacas, diabetes, obesidad, caries y cáncer.

Están formulados para ser extremadamente sabrosos, inducir un consumo frecuente o incluso crear dependencia. Esto es particularmente crítico en los primeros años de vida, ya que el niño está formando la base de su hábito alimenticio. El consumo de estos alimentos puede llevarlo a estar menos interesado en alimentos frescos o mínimamente procesados.

Cómo ayudar a los niños a conectar con la naturaleza dentro de casaBudín de Pescado