Facebook Linkedin Instagram Youtube

Redescubriendo los trabalenguas y sus beneficios

Julio 12, 2018

Los trabalenguas tienen muchos beneficios en los niños que los practican. No solamente sirven de terapia para aprender a pronunciar aquellas letras que no logran pronunciar bien sino que además favorecen la imaginación y la memoria.

¡Un dato curioso es que existen en todos los países y en todas las lenguas! Veamos su definición:

¿Qué es un trabalenguas?

Un trabalenguas o también llamado destrabalenguas son oraciones o textos muy breves compuestos por sílabas reiterativas que hacen difícil la pronunciación de la oración.

Las funciones de estos textos son varias:

  • Favorecen la fluidez lectora.
  • Sin perfectas para enseñar tradiciones, pues cada país tiene trabalenguas propios.
  • Aumentan el vocabulario.
  • Sirven para adquirir rapidez en el habla.
  • Al contrario de lo que su nombre indica sirven para destrabar la lengua.

4 beneficios de enseñarle trabalenguas a tus hijos

  1. Desarrolla la imaginación: la pronunciación o la propia elaboración de los trabalenguas hace que la imaginación de los niños se desarrolle para realizar juegos cada vez más difíciles así como su entusiasmo por el lenguaje y por encontrar nuevas palabras que completen su propio trabalenguas.
  2. Sirve de terapia: resultan también terapéuticos ya que ayuda a los niños a realizar una correcta pronunciación cuando tienen problemas para pronunciar determinadas letras.
  3. Ayuda a la memoria: estimulan la memoria ya que han de ser memorizados para poderlos decir rápidamente y sin confundirse. Adquieren también por lo tanto una habilidad especial para hablar más rápido en oraciones con cierta dificultad. Le ayuda a hablar con precisión y a pensar lo que tienen que decir mientras lo dicen rápido y correctamente.
  4. Sirve de diversión: y lo mejor de todo. ¡Son fuente de risas y buenos momentos en familia!

¡Te dejamos algunos para que juegues con tus hijos!

El cloro no aclara
la cara del loro con aro de oro,
claro que el cloro aclara
el aro de oro en la cara del loro.

 

Si al pronunciar te trabas con las palabras,
practica con trabalenguas,
porque trabalenguando,
trabalenguando,
te irás destrabalenguando.

 

Lado, ledo, lido, lodo, ludo,
decirlo al revés lo dudo.
Ludo, lodo, lido, ledo, lado,
¡Qué trabajo me ha costado!

 

Compré pocas copas, pocas copas compré,
como compré pocas copas, pocas copas pagaré.

¡Ahora a pasarlo bien aprendiendo estos trabalenguas!

Paso a paso: cortando las uñas del recién nacidoEl gran poder hidratante y depurativo del pepino