Facebook Linkedin Instagram Youtube

El gran poder hidratante y depurativo del pepino

Julio 27, 2018

El pepino es una de las hortalizas que menos calorías tiene, debido a su alto contenido de agua, es por eso que se dice que comer un pepino es como tomar un vaso de agua. ¡Pero atención! Esto no significa que carezca de valor nutritivo. El pepino tiene un gran valor biológico y poder curativo.

El Pepino puede ser consumido de diversas formas, principalmente destacan 3 tipos;

  1. Crudo: es la mejor forma de comer el pepino. Como un poco de aceite y limón o triturado con jugo de tomate y otras hortalizas, como gazpacho. Es buena idea pelarlo para evitar residuos de pesticidas, en caso de no proceder de cultivo orgánico.
  2. Cocinado: se puede hacer gratinado al horno o en sopas.
  3. En Vinagre: Para ello se utiliza el pepinillo, una variedad de pepino más pequeño. Los pepinillos se conservan con sal y vinagre, lo cual los hace poco saludables.

Propiedades e indicaciones del pepino

Como explicamos anteriormente, el pepino es uno de los alimentos más ricos en agua, por lo que únicamente aporta 13 calorías los 100 gramos. Su proporción de proteínas (0,69%) y de hidratos de carbono (1,96%), así como de grasas (0,13%) es muy baja. Contiene también pequeñas cantidades de provitamina A y de vitamina B, C y E.

Ahora bien, su elevado valor nutricional está en sus minerales, de reacción muy alcalina: contiene potasio, calcio, fósforo, magnesio y hierro, así como diversos oligoelementos entre los que destaca el azufre.

El pepino posee las siguientes propiedades:

    • Alcalinizante: neutraliza el exceso de sustancias de reacción ácida que se producen como consecuencia de alta ingesta de alimentos de origen animal.
    • Depurativo: facilita la eliminación de las sustancias de desecho que circulan por la sangre, tanto por vía urinaria como a través de la piel.
    • Diurético: aumenta la producción de orina en los riñones.
    • Laxante: debido a su elevada proporción de agua (96%) y a su contenido de fibra soluble (0,8%), facilita la progresión de las heces en el intestino.

Principales aplicaciones 

    • Afecciones a la piel; El pepino hidrata la piel, a la vez que limpia la sangre de sustancias tóxicas. Por eso se recomienda para incluirlo en la dieta de quienes padezcan de eccemas, dermatosis y psoriasis.
    • Estreñimiento; favorece los movimientos que permiten que los alimentos avancen a través del tubo digestivo.
    • Exceso de ácido úrico; facilita la eliminación de ácido úrico y de otras sustancias de desecho.
    • Obesidad; Debido a que aporta muy pocas calorías a la vez que produce un cierto grado de saciedad.
    • Diabetes; Por su escasez en hidratos de carbono, a la vez que proporciona cierta cantidad de vitaminas y de minerales.
Redescubriendo los trabalenguas y sus beneficiosMito #3: Los niños tienen gustos diferentes a los adultos y necesitan comida especial