Facebook Linkedin Instagram Youtube

El juego es la forma en que los niños aprenden y esta es la explicación

Mayo 21, 2018

No es una novedad que los niños se incorporan al mundo jugando.  Lo que para muchos pueden ser actividades para pasar el rato, disfrutar y compartir, para los más chicos, este es el medio por el cual experimentan y entienden lo que los rodea.

Tal es su importancia, sobre todo en la primera infancia, que este acto forma parte de la Convención sobre los Derechos de los Niños (1989) y es uno de los Principios Pedagógicos de las Bases Curriculares de la Educación Parvularia (2018).

Las claves del juego en la infancia

A través del juego libre (donde son los niños quienes deciden a qué y cómo jugar) y dirigido (cuando se les entregan algunas pautas de juego, por ejemplo, jugar a cocinar) los niños aprenden quiénes son, los límites de lo que pueden hacer y cómo se pueden relacionar con todo lo que los rodea, desde otros niños a objetos.

¿Cómo se aprende jugando?

Si los juegos se desarrollan en entornos de contención y acogida con adultos que se involucran y los apoyan en la resolución de problemas, los niños se atreven a tomar desafíos y vencerlos.

A través de estos procesos, desarrollan estrategias y herramientas valiosas para solucionar los obstáculos que se les presentan, con lo cual “aprenden su mundo”.

Niveles de desarrollo que ocurren a través del juego

Desarrollo Psicomotor

A través de juego los niños potencian el desarrollo del cuerpo y los sentidos:

  • Descubre sensaciones nuevas
  • Coordina los movimientos de su cuerpo
  • Estructura su representación mental del esquema corporal
  • Explora sus posibilidades sensoriales y motoras
  • Va conquistando su cuerpo y el mundo exterior
  • Tiene experiencias de liderazgo que le fomentan la confianza en sí mismo (por ejemplo, cuando son quienes inventan un juego e invitan a otros niños a participar).

Desarrollo Cognitivo

El juego crea y desarrolla estructuras mentales, promoviendo la creatividad y curiosidad:

  • Es una fuente de aprendizaje que crea zonas de desarrollo
  • La actividad lúdica estimula la atención y la memoria
  • Origina y desarrolla la imaginación y la creatividad
  • Estimula la discriminación fantasía-realidad
  • Es comunicación y facilita el desarrollo del lenguaje
  • La fantasía, tan propia del juego infantil, sirve para desarrollar el pensamiento abstracto

Desarrollo Afectivo-emocional

El juego promueve el equilibrio afectivo y emocional:

  • Es una actividad placentera que estimula satisfacción
  • Permite la asimilación de experiencias difíciles facilitando el control de la ansiedad asociada a estas situaciones
  • Posibilita que los niños liberen, por medio del juego y la fantasía (es decir, de forma simbólica), la agresividad
  • Es un medio para el aprendizaje de técnicas de solución de conflictos
  • Facilita el proceso progresivo de la identificación psicosexual

Desarrollo Social

El juego es un instrumento de comunicación y socialización infantil:

  • Los juegos simbólicos o de representación estimulan la comunicación y la cooperación entre iguales. Estimulan el desarrollo moral, ya que se aprende de voluntad y reglas de conducta. Facilitan el desarrollo de la conciencia personal y ayudan a procesos de adaptación socio-emocional. Por ejemplo, este tipo de juego implica “hacer como si”, entonces si un niño está jugando con una muñeca, puede representar el cómo cuidarla o cómo alimentarla.
  • Los juegos de reglas entregan estrategias de interacción social, facilitan el control de la agresividad y son un ejercicio de responsabilidad.
  • Los juegos de cooperación promueven la comunicación; mejoran el autoconcepto, aumentando la aceptación de uno mismo y del resto; estimulan el contacto físico positivo en el juego; aumentan las conductas de cooperación y de compartir.
3 actividades para disfrutar el fin de semana en casa y en familiaMito o realidad: ¿mi hijo debe comerse toda la comida?

Notice: Undefined index: utm_source in /var/www/html/wp-content/themes/fable/functions.php on line 174