Facebook Linkedin Instagram Youtube

Mito o realidad: ¿mi hijo debe comerse toda la comida?

Mayo 24, 2018

El que los niños deben comerse toda la comida es uno de los mitos que más frustraciones trae a los papas. Porque su crecimiento y desarrollo están tan relacionados al hecho de alimentarse, no son pocos los papás y mamás que viven cada hora de comida con tensión y ansiedad.

Pero comencemos por lo primero, en la mayoría de los casos cuando un niño ocasionalmente no come todo el alimento que está servido en el plato no significa que se encuentre enfermo, pues en general esta situación se revierte fácilmente.

Al igual que tú, los niños también tienen un apetito que varía de un día a otro. Si tu hijo tiene un crecimiento y desarrollo normales, no deberías preocuparte de este hecho.

Que no hacer si tu hijo no se quiere comer la comida

Si hace unas décadas el “no te levantas de la mesa hasta que te comas todo” era una frase que uno escuchaba sin sorprenderse, hoy ya no se usa.

A los niños no hay que forzarlos a comer. Después del primer año de edad existe una disminución fisiológica del apetito. Posterior al año de vida la velocidad de crecimiento es solo del 20-30% del que tuvieron durante su primer año de vida. Como consecuencia, a esta edad los niños tienen menores requerimientos nutritivos y un menor apetito.

Por otro lado, hay todo un mundo por descubrir. El interés por lo que los rodea adquiere mucho más relevancia que un plato de comida. Forzándoles a comer un determinado alimento podemos conseguir que los rehúse todos, y puede quedar condicionado a rechazar la comida, ya que para él, el acto de comer se convierte en algo incómodo y poco placentero.

Consejos para que tu hijo se coma “toda” la comida

  • Lo más importante es ser pacientes, invitar de manera cálida y dando el ejemplo a probar diferentes alimentos uno a la vez y repetir las veces necesarias en diferentes oportunidades sin mostrar ansiedad y exceso de preocupación.
  • Y lo segundo, y un punto en el que muchas veces te puedes estar “equivocando” sin saber, es ofrecer porciones ajustadas a sus necesidades. El estómago de los niños es más pequeño que el de los adultos; y sus necesidades nutricionales también lo son. Si le ofreces un plato de comida con una porción de adulto, lo más seguro es que no la coma entera. Por eso es clave ofrecer lo justo y necesario.
  • Es clave tener las horas de alimentación bien definidas y no dar comidas a deshoras. Las colaciones deben estar espaciadas en 3 a 4 horas de las comidas principales para que el niño pueda tener apetito suficiente.
  • Los niños deben tener un espacio definido para comer, que sea cómodo, acogedor y agradable. Con sus platos especiales y tenedor y cuchillo ajustados a su edad.
  • Un consejo importante es no hacer comida especial, tipo “a la carta”, ya que se acostumbrarán a la preparación de platos especiales para ellos.
  • Finalmente, nunca premiar ni castigar con la comida. Con esto solo se consigue el efecto contrario.

¿Cuáles son los tamaños de las porciones recomendadas para niños?

Mito o realidad: ¿mi hijo debe comerse toda la comida?

El juego es la forma en que los niños aprenden y esta es la explicaciónLas legumbres: excelente alternativa vegetal de proteína y hierro