Facebook Linkedin Instagram Youtube

Creando relaciones entre palabras para desarrollar el vocabulario

Noviembre 11, 2019

Para que los niños estén insertos en el mundo, deben manejar el vocabulario que todos usamos. La labor de los adultos, ya sean educadores o familia, siempre será el estimular su desarrollo a partir de  los primeros años de vida.

Un buen manejo de vocabulario es clave por los siguientes motivos

  1. Comprensión: la cantidad de palabras que un niño conoce es clave para lo que él o ella escucha.
  2. Expresión: mientras más palabras uno conoce, de mejor forma se pueden comunicar emociones, ideas y pensamientos. 
  3. Inferencias: al conocer variedad de palabras y sus significados, los niños pueden aprender a inferir. Es decir, conocer el significado de nuevas palabras al asociarlas con otras antiguas que ya conocen.
  4. Comprensión lectora: muchos especialistas postulan que el desarrollo del vocabulario que se tenga a edad preescolar, tanto el número de palabras como las conexiones que se pueden hacer entre ellas, repercutirá directamente en la comprensión lectora que este niño o niña tenga en los primeros años de enseñanza básica.
  5. Escritura: quien tenga un vocabulario rico, podrá escribir con mayor precisión en sus primeros años.
  6. Pensamiento: entre mejor desarrollo de vocabulario, mejor desarrollo del pensamiento de los niños.

Ahora que repasamos los beneficios de tener un buen manejo de vocabulario, te daremos algunos consejos para que los niños aprendan a hacer relaciones entre palabras. 

¡Haciendo relaciones entre palabras con estas actividades!

Lo mejor de estas actividades  es que no se necesitan materiales. Comencemos:

  1. Adivinanzas: la clave de la adivinanza es que plantea una interrogante, donde la solución parece ser sencilla, pero no es inmediata y tenemos que usar el ingenio y nuestro vocabulario para encontrar la respuesta. Implica comprensión y reconocer la información relevante. En este post puedes revisar varias adivinanzas tradicionales chilenas.
  2. Categorización: las categorías semánticas son un gran paso en el desarrollo del lenguaje y del pensamiento. Con ellas, los niños podrán reconocer a qué categoría pertenece una palabra. Por ejemplo, si le dices “perro”, el niño debe decir “animal” o “mascota”. Encuentra algunos ejemplos, aquí
  3. Analogías: son un poco más complejas ya que implican establecer la relación lógica entre de dos categorías ya sea por utilidad, causa-efecto, parte-todo, entre otros. Es una estrategia compleja que viene después de haber jugado a las categorías. En el sitio de Aprender Juntos tienen todo un post dedicado a las analogías.

Y tú, ¿qué actividades haces en familia para promover el desarrollo del lenguaje?

Derechos y deberes de los niños: respetemos a nuestros niños en la primera infanciaCierre anticipado Jardines Vitamina – Martes 12 de Noviembre