Facebook Linkedin Instagram Youtube

La infancia: Una etapa que no debemos apresurar

Junio 27, 2019

Como padres conocemos y experimentamos a diario las diferentes formas y tiempos que tienen nuestros niños para desarrollarse en la vida. Cada uno con sus particularidades, gestos, destrezas, emociones, talentos y problemas. Cada niño es único, por lo que sabemos que la infancia es una etapa que no hay que apresurar, que los niños la disfruten lo que más puedan y que ojalá se extienda lo más posible.

Desde que nacen, los niños pasan por diferentes etapas. Lo importante es conocer cada una de ellas, cómo van avanzando y que nuestros hijos se sientan cómodos y apoyados por sus padres.

La infancia va desde el nacimiento y se termina cuando comienza la juventud. Aquí te contamos como es cada etapa, para que te vayas preparando y así ayudar de forma oportuna a tus hijos.

1.- Período intrauterino:

Todo comienza cuando están en el vientre de la madre y empiezan a desarrollarse sus sentidos.

2.- Período neonatal

Nace, y ya comienza una comunicación no verbal que es muy importante. Genera lazos y apego.

3.- Período postnatal o lactante

Ya a los 6 meses comienza el balbuceo, la coordinación de algunas palabras, y la coordinación de los movimientos del cuerpo. En esta instancia, la lactancia permite que se estrechen lazos afectivos con la madre.

4.- La primera infancia

Desde los tres años parte este período, donde el uso del lenguaje ya comienza a ser dominado, poco a poco, además del desarrollo de la curiosidad por aprender cosas. Esta es una etapa mágica, donde los niños son una “esponja” y aprenden mucho de su entorno, por eso es muy importante potenciarlos y estimularlos lo que más podamos y asistir al jardín infantil es una muy buena opción.

5.-  Período preescolar

Esta etapa de la infancia va de los 3 a los 6 años de edad y es donde se adquiere la habilidad de entender lo que piensa el niño y lo que piensan los demás, la llamada Teoría de la Mente. De esta manera, se atribuyen habilidades, intenciones y motivaciones únicas en la personalidad de los niños, cualidades que les permitirán desarrollar relaciones sociales a largo plazo.

6.- Período escolar

En esta última etapa de la infancia se da paso a la pre adolescencia, entre los 6 y los 12 años. Las relaciones sociales ya han logrado ganar amistades de quienes se consideran importantes y que precisamente están fuera del núcleo familiar, por eso los padres deben estar muy atentos y acompañar más que nunca a sus hijos.

Se debe tener en cuenta que es una etapa complicada, que puede venir con vulnerabilidad, que hay impulsividad, y todo lo que conlleva la pubertad. El diálogo y la buena comunicación son fundamental para enfrentar este período donde se da por terminada la infancia.

No aceleremos esta linda etapa llamada infancia, extendámosla lo más posible, aunque sabemos que los niños van a crecer y se van a transformar en adultos. Acompañarlos – día a día- en su desarrollo, enseñándoles el mundo, lo correcto y no incorrecto, la empatía, cómo actuar para ser mejores personas, sin presionarlos, dejándolos libres de ser quienes se sienten ser.

Cómo aprenden los niños sobre el sistema solar en VitaminaAlimento del mes: Brócoli el superhéroe de las verduras