Facebook Linkedin Instagram Youtube

Sarpullidos en verano: conoce qué es la sudamina

Enero 24, 2018

La piel de los bebés es más delicada y delgada que la nuestra. Y son muchas las variaciones en el ambiente (fuera del útero) que pueden hacer que aparezcan los conocidos sarpullidos.

Uno de los más típicos en estas fechas de calor, es la sudamina. La sudamina es una erupción cutánea que se produce por la obstrucción de los poros (cuando el niño no suda en la superficie es porque la piel no deja salir el sudor, quedando retenido subcutáneamente, formando pequeños granitos rojos u ocasionalmente diminutas ampollas).

Cómo reconocer la sudamina:

  • Es un sarpullidoen forma de muchos granitos chicos. Ya que es la irritación de cada uno de los poros del sudor de la zona irritada.
  • Afecta a zonas de la piel donde la temperatura de la piel sube con más facilidad: habitualmente en los pliegues de los codos y en la zona superior del tronco. Más en la zona posterior si el niño tiene algo de pelo largo o aparece tras estar un rato pasando calor boca arriba.
  • Aparece tras pasar más calor de lo habitual. Surge cuando suda más de lo normal por un calor que supera a lo que está acostumbrado.
  • Es un sarpullido que mejora con facilidad si refrescamos inmediatamente al niño. Si le quitamos ropa, limpiamos su sudor y refrescamos su piel con un baño.

Qué hacer para evitar la sudamina:

Cuando sea posible, reducir el calor al que se somete a la guagua.

Esto dependerá de:

  • La ropa que usa tu hijo.
    Tendemos a veces a abrigar demasiado a los niños y eso los lleva a sudar más para compensar el exceso de temperatura.
  • La regulación de la temperatura que hay en el ambiente.
    Podemos hacerlo ventilando adecuadamente la habitación, bajando persianas durante las horas de más calor y permitiendo que se ventile abriendo las ventanas en las horas de menos calor. O usando el aire acondicionado.

Una vez que la sudamina aparece, podemos hacer lo siguiente:

  1. El paso básico es reducir la temperaturaa la que está sometido el niño, refrescando el ambiente o sacándole ropa.
  2. Si con eso no mejora, refresca su piel dándole un baño.
  3. En caso que tras el baño no cede puedes usar cremas hidratantes para pieles irritadas.
  4. Si no mejora con lo anterior, pueden ser necesarias cremas con antiinflamatorios como los corticoides, por lo que es necesario llevarlo a su pediatra o al dermatólogo para que pueda guiarlos de forma profesional.
Por qué los niños deben usar lentes de solTodo lo que necesitas saber sobre los salvavidas: tipos, usos y más

Notice: Undefined index: utm_source in /var/www/html/wp-content/themes/fable/functions.php on line 174