Facebook Linkedin Instagram Youtube

Todo lo que necesitas saber sobre los salvavidas: tipos, usos y más

Febrero 08, 2018

Como papás, ya tenemos integrado el hecho de que los niños deben usar salvavidas. Pero dentro de la categoría hay muchos para elegir y con características diferentes. La verdad es que puede ser confuso saber cuál es el mejor para cada niño en particular.

Pensando en lo anterior, preparamos este post donde respondemos a las dudas más comunes.

Preguntas más comunes sobre el uso de salvavidas

¿Cuándo usar chaleco salvavidas?

Los niños menores de 5 años también deben usar chaleco salvavidas si están cerca o en el agua, como en la orilla de la playa, piscina o en un muelle.

Los niños de 6 a 11 años también deben usarlo si están en un muelle o a orillas de un río.

Recuerda que los niños y adolescentes deben usar el chaleco salvavidas siempre que estén en un bote, balsa o nadando en aguas profundas de mar, río o lago. (esto lo pondría como un general)

Usar el chaleco salvavidas es una manera fácil de evitar riesgos cerca y dentro del agua.

¿Existen tipos de chaleco salvavidas?

Sí, hay diferentes clasificaciones de salvavidas. Con ellas se puede diferenciar el grado de flotabilidad (por ejemplo, para personas de máximo 10 kilos) y el grado de expertise que el usuario tiene en el agua. Los hay por ejemplo, para mantener a flote a personas que no saben nadar o a quienes sí saben hacerlo.

En el caso infantil, se recomiendan los clasificados II y III (que esto lo expliquemos por que no todo el mundo sabe este dato que hay tipos). El chaleco tipo II se recomienda para principiantes y personas que no pueden nadar. Se venden en tallas más chicas y con cuello para ayudar al niño a mantener la cabeza fuera del agua.

Los tipo III están recomendamos para niños que ya sienten cómodos en el agua y que necesitan más libertad de movimiento.

¿Cómo elegir un chaleco salvavidas para mi hijo?

  • Verifica que le quede a la medida. Las tallas varían según el tamaño y peso del menor.
  • No lo compres más grande pensando que “ pronto le va a quedar”.
  • Al abrocharse, el chaleco debe quedar ajustado al cuerpo y cómodo a la vez. Haz la siguiente prueba: levanta a tu hijo sujetándolo por los hombros del chaleco. Si le queda a la medida, su barbilla ni oídos deberían cubrirse.
  • Para niños pequeños, elige un chaleco con cuello que soporte la cabeza y con cinta entre las piernas.
  • Escoge un color vivo para mayor visibilidad en el agua.

¿Qué otras consideraciones debería tener con respecto al salvavidas?

  • Debe estar aprobado por la DIRECTEMAR (Direccion General del Territorio Maritimo y Marina Mercante de Chile) de la Armada de Chile ( link)
  • Todos los años debes revisar que el salvavidas aún le quede bien y no tenga desgastes ni rasgaduras.
  • No alteres el chaleco, ni agregándole ni quitando nada. Si lo haces, no lo protegerá de la misma forma.
  • Los flotadores de brazos o manguitas, tallarines de espuma y otros flotadores no están diseñados para proteger al bañista y no sustituyen al chaleco salvavidas.
  • Recuerda que si bien el chaleco puede salvar a un niño, aún así siempre hay que vigilarlo.

¡Ahora sí! A disfrutar del agua de forma segura.

Sarpullidos en verano: conoce qué es la sudaminaLos más entretenidos parques de Santiago, Viña del Mar y Concepción