Facebook Linkedin Instagram Youtube

Hablemos de límites, cómo instaurarlos con amor en la crianza

Septiembre 08, 2020

Los límites son fundamentales para el desarrollo de un niño, le dan seguridad y le permiten desarrollar su personalidad desenvolviéndose dentro de las libertades que tienen. 

Educar a los niños durante su primera infancia es un desafío, pero establecer límites mientras son pequeños favorece el desarrollo y el futuro del niño. Es por esto que hay que instaurar estos límites con amor, respeto y buen trato.

Recomendaciones para instaurar límites

  • Enfoque positivo: los niños responden mejor a peticiones que están planteadas de forma positiva. En vez de decirle a tu hijo que es lo que no debe hacer, dile que es lo que sí puede hacer dentro de los límites. Por ejemplo, no le digas que no grite, dile que por favor hable más bajo.
  • Firmeza y tranquilidad: al momento de establecer límites, es mejor si los planteas de forma tranquila, clara y firme, evitando los gritos o comentarios negativos.
  • Explicar: hay que mencionar cuál es la conducta que se espera, no sólo decirle al niño que se porte bien. Además, si se le explica el motivo de los límites, el niño se sentirá más inclinado a obedecerlos, ya que internalizan más fácil esas reglas. 
  • Dar alternativas: al aplicar el límite, se le puede ofrecer al niño una conducta alternativa que si sería aceptable. Por ejemplo, que si no se le permite jugar con cierta cosa, puede jugar con otra. 
  • No ceder: si se cede en un límite importante y esencial, el niño va a aprender que puede influir y cambiar las reglas. Es importante que el niño aprenda a manejar la frustración que le causan ciertas prohibiciones, para poder adoptar conductas que estén acordes con los límites puestos. 
  • Desaprobar la conducta, no al niño: hay que dejar en claro que lo que se desaprueba es la conducta que tiene el niño, no al niño mismo. Para esto, nunca hay que decirle que él está mal, sino que lo que hace está mal.

Es importante ser firmes, pero sin llegar a ser autoritario, ya que esto podría provocar una reacción negativa en el niño. Ante situaciones complicadas siempre es mejor mantener la calma, respirar un minuto y luego conversar con el niño.

Cómo explicarle a tu hijo el distanciamiento socialHitos del desarrollo: Qué puede hacer mi bebé entre los 7 y 9 meses de edad