Facebook Linkedin Instagram Youtube

Alimentos prohibidos en la dieta de tu hijo antes de su primer año

Agosto 04, 2020

La alimentación de tu hijo es muy importante, sobre todo en su primer año de vida, donde se comienza a incorporar comida distinta a la leche materna o la fórmula, es decir, la alimentación complementaria. En esta etapa hay alimentos prohibidos que nunca debes darle para resguardar su salud.

Para alimentar de  forma saludable a tu bebé es necesario saber que alimentos hay que evitar de darle. Acá te contamos cuales son los alimentos prohibidos en la dieta de tu hijo. 

Alimentos prohibidos en la alimentación bebé

  • La sal: la NHS (National Health Service del Reino Unido) dice que los bebés no deberían comer sal, ya que le hace mal a sus riñones. No hay que echarle sal a los alimentos o al agua con el que se cocinan, a la vez de evitar alimentos con mucha sal como vegetales en conserva, caldos y sopas en polvo. 
  • El azúcar: otro alimento prohibido por la NHS, ya que es una sustancia innecesaria para tu hijo. Puedes revisar las recomendaciones de la OMS acerca del consumo del azúcar. 
  • Miel: el consumo de miel antes del año conlleva el alto riesgo de botulismo, una rara enfermedad que pone en riesgo la vida del bebé.
  • Leche de vaca: se recomienda evitar el consumo en niños menores de un año ya que contiene exceso de proteínas y minerales que sobrecargan los riñones. 
  • Frutos secos: pueden provocar atragantamiento y si hay historial familiar de alergias es mejor consultar con el pediatra antes de introducir frutos secos en la dieta. 
  • Carne, pescado y huevo crudo: nunca ofrecer estos alimentos crudos o pocos cocinados ya que pueden causar intoxicación y salmonela en el caso del huevo. En el caso del pescado y del huevo lo mejor es esperar después de su primer cumpleaños.

El estómago de tu bebé no está lo suficientemente maduro o adaptado para poder ingerir estos alimentos prohibidos, así que ten en cuenta que hay que evitarlos al momento de planear el menú de tu hijo. 

Cazuela de PolloQué esperar del primer control oftalmológico de tu hijo