Facebook Linkedin Instagram Youtube

¿Qué son los cólicos y cómo aliviarlos?

Septiembre 10, 2020

Sabemos que el llanto de las guaguas es normal, pero hay ciertas conductas que te puedan dar pistas que quizás lo que lo molesta son cólicos.

Se estima que hasta el 40% de todos los lactantes tienen cólicos. Suelen empezar entre la tercera y la sexta semana de vida y acaban cuando el bebé tiene entre tres y cuatro meses de edad.

A grandes rasgos, un cólico se puede diagnosticar cuando:

El cólico se puede definir por algunas conductas repetitivas como: llorar durante más de tres horas al día, durante más de tres días a la semana durante por lo menos tres semanas. Pero los médicos le pueden diagnosticar esta afección a un bebé antes de llegar a ese punto. El cólico del lactante no suele tener importancia médica y desaparece solo.

Cómo tratar los cólicos

No hay ningún tratamiento que, aplicado de forma aislada, se haya demostrado que haga remitir los cólicos al 100%. Pero hay formas de aliviarlos.

En primer lugar, si tu bebé no tiene hambre, no intentes seguir alimentándolo. También puedes:

  • Pasearse llevando en brazos al bebé, probando diferentes posturas.
  • Intentar “sacarle chanchitos” más a menudo durante las tomas.
  • Colocarse al bebé en el regazo, estirado boca abajo, y frotarle suavemente la espalda.
  • Pasearlo en coche. La vibración y el movimiento del coche suelen tranquilizar a los bebés.
  • Ponerle música al bebé; algunos bebés responden positivamente al sonido, aparte de al movimiento.
  • Llevar al bebé a una habitación donde esté funcionando una secadora de ropa, una máquina de ruido blanco o una aspiradora. A algunos bebés les reconforta un ruido de fondo constante y a bajo volumen.
  • Algunos bebés necesitan una reducción de la estimulación ambiental. A los bebés de dos meses o menos, les puede ir bien que los envuelvan en una manta y los lleven a una habitación que esté más oscura.
  • Si tu bebé no usa chupete, puede ser un buen momento para introducirlo.
  • Recueste a su bebé boca abajo sobre sus rodillas y frote suavemente su espalda. La presión contra su estómago puede ayudar a consolarlo.

Los cólicos pueden ser muy molestos para los bebés, y muy causadores para los padres. Recuerda siempre pedir ayuda si lo necesitas.

Tacos con pescado y verdurasActividades para disfrutar estas Fiestas Patrias en casa