Facebook Linkedin Instagram Youtube

Qué hacer cuando tu hijo no quiere comer

Octubre 03, 2017

Los niños pequeños pasan por diversas etapas y preferencias desde que introducimos la alimentación sólida. Preferencia por un solo tipo de alimento, reticencia a probar cosas nuevas, y también en algunos momentos, simplemente no querer comer.

Como padre es normal sentir preocupación e intentar que coman a toda costa. Pero esto, más que ayudar, puede agravar el “problema”, convirtiendo la hora de comer en un momento tenso.

Hay que ver las cosas con perspectiva. Si un niño se salta una comida o no se come las verduras en el plato, no hay que preocuparse.

Es mejor no obligar a tu hijo a comer

Muchas veces los niños usan la mesa como un lugar donde demostrar su independencia y autonomía. El decir “no quiero”, los hace sentirse en control y la comida es solo un medio más para hacértelo saber.

La recomendación es a no obligarlos a comer. Si bien como papá sabes qué es lo que deben comer y cuándo, los niños también saben determinar la cantidad que quieren comer.

Recuerda que el objetivo de la alimentación es la nutrición, no uses la comida como recompensa ni como castigo

Lo que puedes hacer si tu hijo se niega a comer

  • Asegúrate de que tu hijo tenga hambre cuando llegue la hora de comer. Establece horarios claros para cada una de las comidas del día.
  • Ofrece solo snacks saludables, y nunca cerca de la hora de comer. Por lo general, las colaciones deberían ofrecerse entre 3 y 4 horas antes de una comida principal.
  • Si tu hijo está pasando por una etapa de “no comer”, ofrécele comidas que le gusten y sean saludables. La idea no es que te conviertas en un chef personal y que le cocines comidas diferentes.
  • No te preocupes porque pase hambre, tu hijo comerá cuando realmente lo necesite.
  • Recuerda que las cantidades que el necesita son diferentes a las que tú necesitas, no le exijas comer las mismas cantidades que un adulto.
  • No intentes que coma ofreciendo ver monitos en el televisor, celular o iPad. Es una mala costumbre que luego puede hacer las cosas más complicadas.
  • Y uno de los consejos más importantes, da el ejemplo a la hora de comer. Si tu hijo nunca te ve sentado en la mesa, disfrutando de la comida, lo más probable es que para él, el sentarse a comer sea visto como una obligación, y no como un momento para compartir en familia.
¿Los padres crían y los abuelos malcrían?Las alergias alimentarias y otras necesidades especiales en Vitamina