Facebook Linkedin Instagram Youtube

Alimentación infantil: ¿Qué hacer si mi hijo se niega a comer?

¿Qué hacer cuando tu hijo no quiere comer?

Cuando tu hijo se niega a comer, puede ser una situación frustrante y preocupante. Es importante abordar este problema de manera profesional y tomar medidas adecuadas para asegurar que tu hijo esté recibiendo la nutrición adecuada para su crecimiento y desarrollo.

En primer lugar, es importante reconocer que los niños pueden ser quisquillosos con la comida. Es parte normal de su desarrollo y no siempre indica un problema grave. Sin embargo, también es importante estar atento a los signos de un trastorno alimentario o problemas de salud subyacentes, como el trastorno de la alimentación selectiva.

Aquí te dejamos algunos consejos:

  1. Un enfoque profesional para abordar la situación sería hablar con el pediatra de tu hijo. El pediatra podrá evaluar si hay problemas de salud subyacentes y ofrecer consejos sobre cómo abordar el problema. También puede ser útil consultar a un nutricionista pediátrico, quien puede ofrecer pautas específicas para la alimentación infantil y sugerir estrategias para mejorar la situación.
  2. Es importante recordar que forzar o castigar a tu hijo para que coma no es una solución efectiva. Esto puede crear una asociación negativa con la comida y aumentar el estrés en torno a las comidas. En cambio, intenta crear un ambiente positivo y relajado durante las comidas, evitando comentarios negativos o presiones excesivas.
  3. Una estrategia profesional es involucrar a tu hijo en el proceso de alimentación. Puedes permitirle tomar decisiones sobre qué alimentos comer de una selección saludable y también involucrarse en la preparación de las comidas. Esto puede aumentar su sentido de control y hacer que se sienta más cómodo probando nuevos alimentos.
  4. Además, es importante establecer horarios de alimentación para las comidas y los refrigerios. Esto ayuda a crear una rutina y puede aumentar la sensación de seguridad y previsibilidad para tu hijo. Evita ofrecer demasiados refrigerios entre comidas, ya que esto puede disminuir el apetito durante las comidas principales.

Si el problema persiste, pide ayuda a un especialista

Si tu hijo continúa mostrando resistencia a comer y está perdiendo peso o experimentando problemas de salud, es importante buscar ayuda profesional adicional. Un terapeuta especializado en trastornos alimentarios infantiles puede ser una excelente opción, ya que pueden trabajar con tu hijo para desarrollar estrategias efectivas y mejorar su relación con la comida.

En resumen, cuando tu hijo se niega a comer, es importante abordar la situación de manera profesional y con un enfoque adecuado. Consultar con el pediatra y un nutricionista pediátrico puede proporcionar orientación y pautas específicas para tu hijo. Además, involucrar a tu hijo en el proceso de alimentación y establecer horarios regulares puede ayudar a mejorar la situación. Si persisten los problemas, es importante buscar ayuda profesional adicional.

Si quieres conocer cómo trabajamos la Minuta de Alimentación en Jardines Vitamina, haz clic aquí.

¿Los padres crían y los abuelos malcrían?Las alergias alimentarias y otras necesidades especiales en Vitamina