Facebook Linkedin Instagram Youtube

Una mamá tranquila, trabaja mejor

Octubre 24, 2018

El regreso al trabajo después de la maternidad la mayoría de las veces es difícil. Si bien en Chile los padres pueden disfrutar de casi seis meses de licencia postnatal, para una mamá siempre este permiso se hará corto.

Es tan fuerte el lazo que se ha formado en los meses de vida del niño, que de solo pensar en tener que volver a trabajar y alejarse de él genera mucha ansiedad y miedo en la mayoría de las madres. Y la verdad, para poder trabajar, hay que hacerlo tranquila.

Semanas antes de tener que retomar la rutina, se nos vienen a la cabeza un millón de preguntas relacionadas al bienestar del niño: ¿Me irá a extrañar mucho? ¿lo cuidarán tan bien como yo? ¿Sabrán calmarlo cuando llore? ¿me irá a hacer una pataleta porque me fui a trabajar?

Todo lo anterior, hace que la famosa culpa aparezca. Esa sensación de no ser buena madre por dejarlo al cuidado de otras personas, mientras se retoma la carrera profesional.

Estos pensamientos son normales: después de una etapa de unión tan fuerte, es natural que exista un periodo de ajuste donde tanto el niño, como la madre están más sensibles.

Una mamá tranquila, trabaja mejor

¿Por lo tanto, qué pasa cuando una mamá regresa a su trabajo y se encuentra con que su empresa le entrega todas las facilidades, transformándose en un aliado, para conciliar su vida familiar con la laboral? Puede trabajar tranquila

  • Se motiva, ya que siente la empatía de parte de su empleador y puede trabajar con la cabeza despejada, cuando confía en la sala cuna donde asiste su hijo.
  • Valora el lugar donde trabaja, ya que le permite conciliar.

Y esto finalmente, se traduce en que la madre se puede sentir tranquila y plena, tanto en su rol de mamá, como trabajadora. ¡Apoyemos el rol de las familias en la sociedad!

 

 

Vitamina te invita a conciliar familia y trabajoAprender jugando: entretenidas cuentas para hilar