Facebook Linkedin Instagram Youtube

La aceptación de la fruta en los niños: tips y consejos

Mayo 05, 2020

A mi hijo no le gusta la fruta 

El hábito de comer frutas debe desarrollarse a edad temprana, sin embargo, nunca es tarde para comenzar, vale la pena insistir pues es un hábito no solo es bueno para evitar enfermedades cardiovasculares y la diabetes, sino también para evitar la obesidad infantil.

Aunque comer fruta es un hábito que debe ser adquirido desde que son muy pequeños en las papillas, éste se tiende a perder cuando los niños son un poco mayores, pues hay muchos más alimentos que compiten y suelen ser más atractivos a la vista de ellos.

Una de formas de estimular al niño a que coma fruta es tenerla siempre a la vista, encima de la mesa del comedor, del mesón de la cocina o en el refrigerador, y si posible cortada en trocitos, para que los niños puedan comérsela a todas horas. Es aconsejable tener frutas de la época, pues son más económicas y tienen mejor sabor y calidad. Si vas a comprar fruta ya cortada y envasada, elige la que no tenga azúcar añadida. La fruta hay que comérsela tal cual, sin azúcar.

5 estrategias para motivar a los niños a comer fruta

No se trata de convencer a los niños que las frutas son importantes en su alimentación y para su salud, se trata de convencerles a probar un trocito de fruta. Pero, ¿cómo conseguirlo? Los expertos en alimentación infantil coinciden en aplicar algunas estrategias:

  1. Lo primero es el ejemplo. Si los padres o los hermanos mayores (si los hay) no comen frutas, el niño no va a querer probarla. El ejemplo es una motivación para los niños.
  2. Insiste. Aunque el niño se niegue a comer un trocito de fruta hoy, no dejes de intentarlo. Día tras día, lo sigues intentando, con diferentes frutas. Muchos casos acaban convenciendo al niño a probar la fruta pasados los 20 días.
  3. Compartir una misma fruta. Es decir, si vas a dar una manzana a tu hijo, pártela en la cantidad de gente que hay en su alrededor. SI está tu hijo y tú, solos, parte la manzana en dos, de manera que él se sienta en el compromiso de comer por lo menos su mitad de manzana. Puede que funcione.
  4. Invita a tu hijo a cocinar y a participar en la elaboración de una receta con fruta. Pídele que pruebe la fruta en cuestión para saber si su gusto está bien. Esa es una forma medio ‘tramposa’ pero los niños se sentirán más motivados.
  5. Cuando tu hijo se decida por fin comer alguna fruta, no les dé un premio por ello. Felicita su decisión y haz una receta con su ayuda usando las frutas que más le gusten.

Ensalada o macedonia de fruta (para 4 personas)

Una de las recetas muy prácticas y ricas para estimular el consumo de frutas es tener siempre preparada una ensalada de frutas para los niños en la nevera. Si te apetece introducir la fruta en la dieta de tus hijos, sea en el desayuno, en el postre o en la merienda, esta ensalada de frutas puede representar un gran paso:

Para esta deliciosa receta necesitarás:

  • 3 naranjas
  • 2 manzanas
  • 2 peras
  • 2 plátanos
  • 3 kiwis
  • 2 cucharadas de miel (solo si tiene más de 2 años por riesgo de botulismo)
  • También podrás añadir trozos de otras frutas como sandía, uvas, fresas, mango, etc.

Para empezar, se pela y se corta cada fruta en trocitos, disponiéndolos en una fuente. Se reserva una naranja para que sea exprimida sobre las frutas cuando estén cortadas, junto con la miel. Esta es una forma muy sencilla para sorprender a los niños de la casa. Las ensaladas de frutas también pueden ser acompañadas con un poco de yogurt o granola como postre.

Barritas de cereales sin hornoLentejas Guisadas o Crema de Lentejas