Facebook Linkedin Instagram Youtube

¿Cuánta exposición solar puedes tener los niños entre los 6 a 12 meses?

Octubre 06, 2020

Ya llegó la primavera y con ella los días de sol. Las ganas de salir y disfrutar un lindo día no deben evitar que tomes todos los cuidados necesarios para proteger a tu hijo de la exposición solar.

La piel de los bebés suelen quemarse con mayor facilidad, por lo que es importante evitar la exposición solar directa en los niños menores de dos años.

En caso de exponerse al sol es importante que esta sea con fotoprotector, es decir con protector solar, el cual debe ser recomendado por un pediatra. 

Razones para no exponer a tu bebé a la exposición solar: 

  • Su piel es más propensa a broncearse.
  • Se exponen a problemas a la piel, como el cáncer ya que el daño solar es acumulativo.
  • Su sistema inmunológico aun no es lo suficientemente fuerte para exponerse a la radiación. 
  • Al ser menor de dos años su piel es muy delicada. 

La exposición al sol puede ser beneficiosa, como por ejemplo por el aporte que tiene en cuanto a la vitamina D, aunque esta puede ser adquirida mediante complementos alimenticios. Si el bebé va a estar en una situación de  exposición solar debe ser  bajo ciertas condiciones. 

Consejos para estar al sol con niños:

  • Que esta sea por el menor tiempo posible.
  • Con la protección solar adecuada recomendada por un especialista.
  • Evitar que esta exposición sea entre las 11 am y las 4 de la tarde.
  • Aplicar el filtro solar adecuado 30 minutos antes de la exposición solar. 
  • Aplicar nuevamente cada dos horas.
  • Protégelo con gorras, camisas o pantalón.
  • Intenta protegerlo con una sombrilla, pero de igual forma debe llevar protector solar. 
  • La exposición solar intensiva como en las playas o piscinas no debe producirse en niños menores a dos años.

Es importante que para poder disfrutar de estos días soleados, protejas a tu bebé del sol y las consecuencias que esta puede traer. 

La importancia de la vitamina D y la exposición solar en niñosPor qué los niños necesitan pasar tiempo en la naturaleza