Facebook Linkedin Instagram Youtube

6 consejos prácticos para criar niños responsables

Marzo 28, 2018

Todos los padres quieren educar a niños responsables. Y todos queremos vivir en un mundo donde el resto también lo es. Entonces, ¿cómo puedes criar a niños que tomen responsabilidad de sus acciones y de su impacto en el mundo?

Lo primero que debes hacer, es enseñarles a tus hijos la responsabilidad de forma entretenida, más que como una carga y algo “aburrido” de hacer.

¿Qué es la responsabilidad?

La responsabilidad es el cumplimiento de las obligaciones o cuidado al hacer o decidir algo, o bien una forma de responder que implica el claro conocimiento de que los resultados de cumplir o no las obligaciones, recaen sobre uno mismo.

En este sentido, todos los niños necesitan de la responsabilidad para construir su autoestima, para sentir que sus decisiones dejan una marca en su entorno (para bien o para mal).

¡Revisemos algunas estrategias diarias para aumentar el sentido de responsabilidad de los más chicos de la casa!

6 consejos prácticos para criar niños responsables

1) Los niños necesitan una oportunidad para contribuir al bien común

Todos los niños contribuyen de alguna manera y de forma regular en la casa. Fíjate en ellas y coméntalas a tus hijos, aunque sean cosas pequeñas como cantarle una canción a su hermana chica. Los comportamientos positivos que sepas reconocer en tu hijo, lo más seguro es que continúen

Los niños necesitan ser educados en dos tipos de responsabilidades: las de cuidado propio y las que contribuyen al bienestar de la familia. Los niños que ayudan en la casa también son más propensos a ofrecer ayuda en otras situaciones que los niños que simplemente participan en su propio cuidado personal.

2) Permite que tus niños “lo hagan solos” y “ayuden” aunque sea doble trabajo para ti

Sí, hay que ser sinceros. Siempre va a ser más trabajo, pero los niños quieren dominar sus mundos físicos, y cuando los apoyamos a hacerlo, les damos un pase para que sean responsables.

Así que, en vez de apurarte, date cuenta que estás ayudando a tu hijo a descubrir la satisfacción que significa contribuir. Eso es mil veces más importante que hacer las cosas rápido o a la perfección.

3) En lugar de dar órdenes, pídele a tu hijo que piense

Por ejemplo, en vez de decirle a tu somnoliento hijo en la mañana “¡A lavarse los dientes!”, “¿Está lista tu mochila?”, “¡Ponte el chaleco!”, podrías preguntarle “¿Qué es lo siguiente en la lista para poder salir al jardín?”. La idea es mantenerlos enfocados en su lista, día tras día, hasta que la internalicen y comiencen ellos, y de acuerdo a su edad, a administrar sus propias tareas matutinas.

4) Dales rutinas y estructuras

Son clave en la vida infantil por varias razones. Una de ellas es que les da repetidas oportunidades para que se manejen a sí mismos en tareas que a veces no son tan entretenidas (por ejemplo, ponerse pijama, lavarse los dientes y ordenar los juguetes).

5) Enséñales a ser responsables de sus acciones con el resto

Cuando tu hija le pegue a su hermano menor, no la obligues a pedir perdón. Aprenderá a hacerlo como un acto mecánico. Es mejor escucharla para ayudarla a resolver qué emociones hicieron que le pegara. Luego, una vez que esté calmada, pregúntale qué podría hacer para mejorar las cosas. Tal vez, una de ellas sea disculparse, o prestando su juguete favorito.

Esto les enseña a los niños a que sus actos con los demás, tienen consecuencias, y que ellos son responsables por reparar el daño que pudieran haber hecho. Al no ser forzado, pueden elegir realizar la reparación (en modo de disculpa o no), lo que los hará sentirse bien y más propensos a repetirla.

6) Crea un hogar “libre de culpa”

La culpa es lo contrario al amor incondicional. Echar la culpa hace que todos estén a la defensiva, “cuidándose las espaldas” en vez de tratando de arreglar la situación. Y bueno, es la razón número uno por la cual los niños mienten a los papás.

¿Ves? Hay muchas formas de enseñar a los más chicos a ser responsables, y no tiene que ser aburrido.

Alimentación infantil entre los 12 meses y los 2 años: consejos generalesLa estimulación infantil a través de la música: impacto y 9 tips para integrarla en el día a día