Facebook Linkedin Instagram Youtube

Descubre por qué los niños no deben usar andadores

Agosto 04, 2020

Alrededor del primer año el niño debería comenzar a caminar, aunque algunos lo hacen antes y otros después. Hay gente que considera que el uso del andador puede ayudar al niño a iniciar el proceso de aprendizaje del caminar, pero como menciona el doctor Hugo Vásquez, Traumatólogo Infantil de Clínica Dávila, hay estudios que señalan que incluso pueden retrasar el desarrollo del niño. 

Acá te comentamos esta razón y otras más para evitar el uso de andadores en los niños entre 6 y 12 meses. 

Por qué evitar el uso de andadores

  • No enseñan a caminar: el bebé primero aprende a sentarse y después a arrastrarse para luego gatear. Es importante que pase por este proceso para llegar a levantarse y caminar. Durante este proceso también se desarrolla su cerebro, aprendiendo de acuerdo va avanzando. Cada niño tiene su propio ritmo, por lo que al ponerlo en un andador antes de que aprenda a gatear y levantarse, complica el aprendizaje motor y cerebral que lleva todo ese desarrollo.
  • Altera el desarrollo natural de las piernas y la espalda: el andador fuerza al niño a estar de pie, cuando aún no está acostumbrado a estar tanto tiempo en esa posición, por lo que se fuerzan los huesos de las piernas y la columna. Estos todavía son débiles por lo que pueden complicar el desarrollo natural de su postura. 
  • Conllevan un riesgo de accidentes: la libertad de movimiento dentro del hogar, las ruedas y el poco control del niño pueden provocar caídas y golpes. Según estudios, los niños que usan andadores tienen nueve veces más probabilidades de sufrir accidentes serios, por lo que evitar su uso puede evitarte muchos sustos.

Alternativas recomendadas para promover un desarrollo sano

  • Promover el gateo: este es parte importante del proceso del desarrollo por el que el niño debe pasar, por lo que dejarlo gatear es una gran alternativa.
  • Jugar sobre alfombra o manta: dejar al niño en el suelo es lo más seguro y también promueve que el niño comience a caminar por sí solo. Promueve el movimiento libre.
  • Utilizar un corral: esto limita el espacio disponible para el niño, por lo que es más seguro para él, permitiéndote tener controlado sus movimientos. 

Entonces, recapitulando, el uso de andador aumenta el riesgo de posibles accidentes y no enseña al bebé a caminar, incluso interfiere con ese proceso. Por lo tanto, lo mejor es evitar su uso y así disfrutar el crecimiento natural de tu hijo. 

Qué esperar del primer control oftalmológico de tu hijo¿Es normal que los niños tengan pie plano?