Facebook Linkedin Instagram Youtube

Rescata estos 5 juegos tradicionales en familia este fin de semana

Septiembre 12, 2017

El mes de septiembre es ideal para que, como familia, puedas compartir más tiempo con tus hijos, sus abuelos, primos; y para que por medio de la celebración y el juego se puedan traspasar historias, identidad y tradiciones arraigadas en tu grupo familiar. 

Las costumbres y tradiciones ganan fuerza cuando se inculcan desde la primera infancia. Es así, como este mes, en que celebramos las Fiestas Patrias, los invitamos a mantener viva la cultura y los recuerdos de su infancia, por medio de los juegos tradicionales.

Rescata estos 5 juegos tradicionales en familia este fin de semana

El Luche:

También conocido como rayuela, consiste en trazar en el suelo un diagrama hecho por una serie de rectángulos, coronados por un semicírculo, enumerando los distintos compartimentos. Los jugadores, dos o más, poseen tejos personales o colectivos (o una piedra). El tejo es arrojado por la persona a la cual le toca jugar hacia las casillas desde donde tiene que ser sacado.
Para sacar el tejo hay que hacer lo siguiente: Se lanza el tejo hacia algún casillero y, saltando en un pie, se brinca dentro de los cuadrados, sin pisar donde cayó el tejo y llegando hasta el final del ‘circuito’; al devolverse, el jugador debe retirar el tejo desde el cuadrado anterior al marcado y saltando (nuevamente sin pisar el cuadrado marcado) hasta salir de la ruta.
Se pierde el turno: cuando el tejo no cae dentro de algún casillero, o cuando se pisa con ambos pies los casilleros donde no está permitido, o cuando pisa las líneas del diagrama.

Tirar la cuerda:

Ideal para jugar en familia. En la mitad de una cuerda larga se amarra un pañuelo. Con la cuerda extendida, se hace una marca en el suelo, a uno o dos metros hacia la derecha del pañuelo y otra hacia la izquierda, a la misma distancia. Los jugadores se distribuyen en dos grupos. Cada uno, ordenado en fila y de pie, agarra la cuerda y se ubica detrás de una de las marcas. Gana el equipo que, tirando de la cuerda y arrastrando al equipo contrario, logre hacer pasar el pañuelo sobre su marca.

Corre el anillo:

Es un juego de origen español, jugado por grupos en que los niños sentados o de pie con las manos semiabiertas simulan haber recibido un anillo que otro niño, con las palmas de las manos unidas, pasa de mano en mano, hasta el depositar el anillo en alguien que guarda el secreto. Luego, un elegido del grupo debe adivinar quién lo tiene, y de no identificarlo correctamente, debe dejar una prenda, la que puede recuperarse tras hacer una penitencia que se fija de común acuerdo por el grupo. El que adivina pasa a ser el que el que “corre el anillo”.

Papaya:

Este juego tiene su origen en Grecia. Sus reglas son muy sencillas y tan sólo se necesitan cinco piezas que pueden ser piedras pequeñas, bolitas o granos de maíz. Se toman las piezas con una mano y se lanzan hacia arriba para recogerlas en el aire con la palma de la mano hacia abajo. Después hay que repetir la operación dejando caer cuatro y lanzando la que quede. Mientras esa pieza está en el aire hay que recoger las otras cuatro sin perder la que nos quedaba. Es un juego que requiere muchos reflejos y agilidad.

Las bolitas:

La regla básica de este clásico juego es hacer chocar entre sí dos o más bolitas. Una forma de jugar es la siguiente: dibujando un círculo en el suelo, dentro del cual los participantes colocan cierta cantidad de bolitas por igual. A continuación todos lanzan sus bolitas por turno hacia el círculo, buscando sacar de allí el máximo de bolitas juntas con la bolita que lanzó. Si su bolita queda dentro del círculo, significa que “se ahogó” y debe abandonar el juego o jugar el próximo turno con una nueva bolita. Todos siguen jugando cada cual a su turno, hasta que no queden bolitas dentro del círculo.

¡En estas Fiestas Patrias, creemos identidad y traspasemos el cariño por las tradiciones a los niños!

Consejos para crear hábitos alimentarios saludables en los niños