Facebook Linkedin Instagram Youtube

Todo lo que necesitas saber sobre la fimosis

Febrero 16, 2018

¿Doctor, creo que mi hijo es “estrecho”? Muchas madres y padres le han hecho esta pregunta al pediatra durante su primer año de vida.

La “estrechez”, que médicamente se conoce como fimosis, es la tirantez del prepucio antes de que pueda retraerse, y es bastante común en los recién nacidos y los niños pequeños.

Revisemos algunos datos que te ayudarán a comprender mejor qué es esta afección.

Es muy común en los recién nacidos

Un 95% de los bebés nace con lo que se llama fimosis “fisiológica”, que con el correr del tiempo remite, sin necesidad de tratamiento.

Así, a los 4 años de edad la cifra se revierte, y el 95% de los niños ya no tiene fimosis.

¿Es verdad que con masajes se puede hacer desaparecer?

No, no es verdad. Esta es una costumbre antigua que de hecho puede hacer más mal que bien. Los masajes que fuerzan la piel del pene, pueden causar fisuras, que al cicatrizar generan un anillo que hará más difícil de mejorar la estrechez prepucial.

Lo único que debes hacer, como mamá o papá de un niño es realizar un aseo “con gentileza” en cada muda, moviendo ligeramente el prepucio hasta que tope atrás, sin forzarlo.

Cuándo se opera la fimosis

Como ya dijimos, lo mejor es esperar a que la fimosis desaparezca por sí sola. Pero existen casos en que esto no ocurre y aparecen síntomas asociados. Algunos de ellos pueden ser:

  • Dolor e inflamación al orinar porque la orina se acumula (tiene tanta dificultad para salir que duele porque la presión de salida de la orina es mayor de la que la piel y el orificio pueden asumir).
  • Que el niño haga infecciones urinarias repetitivas.
  • Que sufra balanitis, que es una inflamación del glande.

¿En qué consiste la operación de fimosis?

La circuncisión es un procedimiento quirúrgico donde se quita el prepucio, dejando la punta del pene al descubierto. Se realiza con anestesia general, en forma ambulatoria o con hospitalización abreviada.

Las complicaciones posteriores son muy poco frecuentes y la recuperación es muy rápida. Si tienes dudas o sientes que tu hijo es muy “estrecho”, háblalo con su pediatra y resuelve tus dudas directamente con un experto.

 

Cómo tratar las picaduras de abejas en niñosEl relajo de la rutina en verano: recomendaciones sobre el tiempo que los niños están expuestos a pantallas

Notice: Undefined index: utm_source in /var/www/html/wp-content/themes/fable/functions.php on line 174