Facebook Linkedin Instagram Youtube

Jardines Vitamina mantiene sus puertas abiertas

Estudios han demostrado que las experiencias vividas durante los primeros 6 años de vida activan el desarrollo neuronal permitiendo generar hasta el triple de conexiones al interior del cerebro que los adultos, lo que facilita futuros aprendizajes. La importancia para los niños de interactuar con otros y el efecto que esto genera en la conformación de sus habilidades sociales, físicas, emocionales y mentales ha sido el principal motivo detrás del objetivo de Vitamina de mantener abiertas las puertas de sus jardines infantiles y salas cunas este 2021.

“El desarrollo de la curiosidad, la empatía, la motivación y la autorregulación en los primeros años de vida son esenciales en la conformación de niños más felices, creativos, seguros, autónomos y responsables”, señala Marcella Tassara, gerente de Seguridad y Bienestar Infantil de Jardines Vitamina. Además, agrega que “es por esto que desde Vitamina hemos realizado todos los esfuerzos necesarios para mantener abiertas nuestras 67 Salas Cunas y Jardines en todo el país. Algo que esperamos siga durante 2022 si las condiciones sanitarias así lo permiten”, agregó.

Asimismo, la asistencia a una sala cuna que incluya un programa de nutrición saludable, como en el caso de los Jardines Vitamina, permitirá que los niños reciban hasta el 75% de los nutrientes que requieren en un día. Esto permite disminuir las posibilidades de sufrir diversos trastornos nutricionales como anemia, sobrepeso, obesidad, caries dental y problemas de aprendizaje escolar.

Sello COVID-19 ACHS

Para lograr un retorno seguro a clases para los niños y que otorgue confianza a los padres, desde la institución se ha trabajado en conjunto con la Asociación Chilena de Seguridad (ACHS) en la revisión y validación de los protocolos sanitarios implementados, lo que le ha valido la obtención del “Sello COVID-19 ACHS”, otorgando un 100% de cumplimiento en todos sus protocolos implementados.

Dentro de los protocolos revisados por la ACHS y que buscan garantizar una asistencia segura a los jardines infantiles y salas cunas se encuentra la implementación de un cordón sanitario en la entrada de los establecimientos; la entrega de elementos de protección personal para los colaboradores; la instalación de dispensadores de elementos de higiene y aseo; la desinfección tres veces al día del material educativo; una sanitización de espacios cada dos horas; el reforzamiento del lavado de manos de los niños y educadoras cada 1 hora, entre otros.

“A medida más personas deben asistir de manera presencial a sus trabajos, se hace más necesario que nunca el poder garantizarles a los padres el que sus hijos e hijas podrán seguir educándose en un ambiente seguro. La obtención del Sello COVID-19 en este sentido representa una garantía de que sus hijos estarán bien cuidados por nuestros equipos de profesionales”, finaliza Marcella Tassara.

Minuta semanal de alimentación del 25 al 29 de octubreMinuta semanal de alimentación del 1 al 5 de noviembre