Facebook Linkedin Instagram Youtube

Descubre el frasco de la calma para que tu hijo se relaje

Octubre 07, 2020

¿Has escuchado hablar del frasco de la calma? Sí la respuesta es sí, ya sabrás lo útil que puede ser; y si la respuesta es no, te contamos que es una herramientas muy fácil que puede ser de gran ayuda cuando tu hijo se enoja, le da una pataleta o simplemente cuando necesita relajarse.

¿Qué es el frasco de la calma y para qué sirve?

El frasco de la calma es un frasco o botella relleno de brillantina y agua que está pensado para ayudar a los niños a reducir los estados de ansiedad y/o enojo. También sirve para estimular la concentración y la atención selectiva.

Mientras el niño lo agita, se liberan sus tensiones emocionales acumuladas y, cuando éstas se reducen y el niño deja de mover el frasco, el efecto de la brillantina bajando lentamente ejerce una acción relajante adicional que elimina todo rastro de enojo o ansiedad.

¿Quieres aprender cómo se hace? ¡Sigue leyendo!

Paso a paso para crear un frasco de la calma

  • Una botella de plástico, preferentemente transparente y que no tenga etiquetas.
  • Escarcha o brillantina, lo ideal es que sea de tonos claros porque son más relajantes.
  • Pegamento glitter o transparente.
  • Agua de la llave tibia.
  • Colorante alimenticio para darle color al agua.
  • Una cuchara sopera y otra de postre.

Pon el agua tibia dentro de la botella agua templada. Luego pon un poco de pegamento ya mezclado con la escarcha dentro y remueve bien.

Añade una gota de colorante alimentario del color que más le guste a tu hijo y vuelve a remover. El último paso es cerrar la botella y listo! La puedes sellar con silicona para que tu pequeño no la vaya a abrir.

Por qué los niños necesitan pasar tiempo en la naturalezaVitamina en tu casa: minuta semanal de alimentación 12 al 16 de octubre