Facebook Linkedin Instagram Youtube

¡Conoce el Alimento del mes de noviembre: el huevo y sus beneficios!

Octubre 28, 2019

Amamos el huevo. Es versátil, sano, nutritivo, de fácil acceso y lo mejor de todo, a la mayoría de los niños les encanta. Por eso es nuestro alimento del mes en noviembre. 

Como puedes imaginar, ser amig@ del huevo es sencillo, pero de todas formas te recordaremos sus principales beneficios. 

Los principales beneficios del consumo de huevo

  1. Es un alimento con alta densidad de nutrientes. Esto significa que aporta entre el 10 y el 20% de las ingestas diarias recomendadas de un gran número de vitaminas y minerales; y al mismo tiempo, un huevo aporta únicamente alrededor del 5% de las calorías diarias recomendadas.
  2. Un huevo grande cocido tiene vitamina A, ácido fólico, vitamina B5, Vitamina B12, Vitamina B2, Fósforo y Selenio. También contiene vitamina D, E, K, B6, calcio y zinc. ¡Es uno de los alimentos más completos!
  3. Los huevos contienen colina, un nutriente que la mayoría de la gente ni siquiera sabe que existe. Sin embargo, es una sustancia muy importante para construir membranas celulares y tiene un papel en la producción de moléculas en el cerebro.
  4. Los huevos son una excelente fuente de proteínas (son lejos los más satisfactorios de los macronutrientes), ya que en uno solo hay alrededor de 6 gramos. 
  5. Aportan sólo 76 calorías, igual que un trozo de fruta, por lo que alimenta mucho y ayuda a prevenir la obesidad. ¡Es una colación ideal si lo preparas duro!

¿Cómo introducir el huevo en la dieta infantil?

El huevo se debe introducir en la alimentación del niño de forma paulatina, pasados los 8-9 meses de edad. Se debe empezar con la yema, que da menos problemas de alergia que la clara. 

Alrededor de los ocho meses, se puede intentar añadir la punta de una cucharadita de yema al puré o a la sopa. Si no se producen problemas, se va aumentando lentamente la cantidad hasta llegar, después del primer año, a darle también la clara, siempre bien cocida.

Algunos cosas que no sabías del huevo:

No importa que los huevos sean blancos o no. El color sólo depende de la raza de la gallina y ambos tienen las mismas propiedades, el mismo contenido nutritivo y el mismo sabor.

Para comprobar si un huevo está fresco, sumérgelo en un pocillo con agua fría. Si se hunde está en perfectas condiciones de consumo. Si flota, no.

Un huevo duro estará en su punto a los 12 minutos de cocción. Podrás pelarlo con más facilidad y sin quemarte si lo pones bajo el chorro de agua fría. 

Encuentra más tips y consejos en nuestra cuenta de Instagram.

Nuevo Comunicado: martes 29 de octubre funcionamiento Jardines VitaminaMito o realidad: ¿cómo saber si mi hijo tiene alergia al huevo?