Facebook Linkedin Instagram Youtube

Oftalmología infantil: patologías más comunes

Abril 02, 2019

A veces, cuando los niños son muy pequeños, nos es muy difícil detectar si están sufriendo de alguna enfermedad, dado que – en general- no son capaces de comunicarnos con claridad lo que les duele o molesta. Aquí te contamos cuáles son las patologías más comunes en oftalmología infantil y cómo detectarlas, para que puedas corregirlas a tiempo.

Primero que todo, el especialista al cual debemos recurrir es el oftalmólogo pediátrico, y por recomendación de los especialistas, a partir de los 4 años todos los niños y niñas debieran asistir a su primera consulta preventiva, o bien, si el pediatra sospeche de alguna irregularidad.

Principales afecciones, y sus posibles tratamientos en oftalmología infantil:

  • Cataratas congénitas o infantiles: es cuando el cristalino se nubla. La mayoría se trata de manera quirúrgica.
  • Estrabismo: es cuando los ojitos están mal alineados. Requiere de un tratamiento con anteojos o cirugía.
  • Ojo perezoso: también conocido como ambliopía, es cuando la visión se ve reducida por la falta de uso de un ojo, y es debido al mal enfoque o a una desalineación. Se corrige con parches o gotitas oftalmológicas , anteojos o cirugía.
  • Malformaciones oculares congénitas o infantiles: como párpados caídos (ptosis), un ojo más pequeño, colobomas, ojo enterrado, hemangioma, etc.
  • Conjuntivitis: es cuando el ojo está irritado y rojo ya sea por alergias, infecciones o irritación. Presenta lágrimas, secreciones y una sensación de que hay un cuerpo extraño en el ojo.
  • Obstrucción congénita de la vía lagrimal: se trata de un lagrimeo desde el nacimiento que se manifiesta con un cuadro de conjuntivitis. Con un tratamiento de lavados, masajes y antibióticos logra combatirse en un 90%.
  • Orzuelo: también conocido como hordéolo, se trata de un bulto rojo en el párpado causado por la obstrucción de una glándula sebácea o sudorípara. En general se alivia con compresas tibias, y si hay infección, con antibióticos.
  • Astigmatismo: es cuando la córnea posee una forma irregular, lo cual podría provocar visión borrosa. Se trata con anteojos.
  • Miopía: es cuando existe dificultad para ver objetos a distancia. Es poco frecuente en bebés, pero sí se puede manifestar en edad escolar. Se corrige con anteojos.
  • Hipermetropía: es cuando existe dificultad para ver objetos de cerca. Si se volviera grave o produjera visquera, es probable la necesidad de  lentes ópticos.

¿Cuándo consultar a un oftalmólogo pediátrico?

  • Consulta a un especialista si:
  • Notas que tiene ojos rojos continuamente, con o sin secreción.
  • Se le desvía un ojito, o lo ves desalineado, lo que significa podría tener estrabismo.
  • Sospechas que tiene dificultad para enfocar
  • Tu pediatra lo recomienda.
  • Tienes dudas acerca de la salud ocular y visual de tu hijo.

Es importante, dentro de la oftalmología infantil,  que el diagnóstico sea de forma oportuna, sobre todo si existen antecedentes familiares, dado que de esta manera se pueden evitar daños irreparables en la visión.

Fuentes: Clínica VespucioHealthy ChildrenClínica Santa MaríaRed Salud UC

La importancia de los padres en la adaptación al período preescolarCelebremos la vida: ideas para hacer en familia durante Semana Santa

Notice: Undefined index: utm_source in /var/www/html/wp-content/themes/fable/functions.php on line 174