Facebook Linkedin Instagram Youtube

El poder de la atención positiva

Noviembre 12, 2020

Cuando los niños se “portan mal”, es natural que como padres quiere corregir haciendo hincapié en lo que están haciendo mal. Pero la verdad, es que este hecho, puede ser contraproducente.

Dar a los niños atención positiva en lugar de negativa puede ser mucho más efectivo para cambiar comportamientos. El elogio por el comportamiento que desea fomentar obtiene más resultados que decir cosas que desea que dejen de hacer.

¿Qué es la atención positiva?

¿Te has fijado que para los niños la atención de sus padres es una de las cosas más poderosas? La atención positiva postula que cualquier comportamiento al que le prestemos atención aumentará, incluso si es el que les estamos diciendo que dejen de hacer.

En lugar de criticarlos por lo que están haciendo mal, queremos atrapar a los niños haciendo lo correcto. Es un cambio simple, pero que va en contra de siglos de normas parentales y requiere algo de práctica antes de convertirse en algo que hacemos de manera natural.

Ejemplos de cómo implementar la atención positiva

Hay muchas formas de poner en práctica la atención positiva, desde un abrazo a “dame esos cinco”. La clave es ser lo más claro y descriptivo en cuál es el comportamiento que queremos replicar.

En vez de decir “¡buen trabajo!” o “me encanta cómo lo estás haciendo”, intenta explicar exactamente lo que están haciendo bien. Por ejemplo, podrías decir “Me encanta cómo compartes tus lápices con tu hermano” o “es súper que hayas terminado tu tarea antes de pedir ver un rato televisión”.

Independientemente de su edad, dejar que los niños sepan que aprecias su comportamiento los hará sentir bien, y cuando sepan exactamente por qué los elogian, será más probable que lo vuelvan a hacer en el futuro.

Conectando con los intereses de niños y niñas¿Qué hacer ante la picadura de abeja?