Facebook Linkedin Instagram Youtube

¿Tienen derecho a sala cuna las mamás que se encuentran con licencia médica?

Agosto 29, 2016

Hace algunos años, las madres trabajadoras en Chile no estaban totalmente protegidas por la ley, sobre todo en lo que a sala cuna se refiere. Y si a lo anterior sumamos una licencia médica, el panorama era aún más incierto. Sin embargo, las reglas del juego cambiaron el 2014 y -aunque parezca increíble- aún existen dudas al respecto. La invitación es a seguir leyendo para aclarar las interrogantes respecto al uso de este beneficio legal.

Marco legal

De acuerdo a lo establecido por la Dirección del Trabajo en el artículo 203, el derecho a sala cuna está completamente protegido: si el empleador tiene a 20 o más mujeres trabajadoras, debe otorgar sala cuna o -en su defecto- pagar los gastos de ésta. Pero, ¿qué pasa cuando hay una licencia médica de por medio? Ante tal escenario, el Estado es tajante: el derecho a sala cuna no puede ser obstaculizado por este u otro motivo que impida a la madre cuidar de su hijo.

Antecedentes

Sin embargo, esto no siempre fue así, pues en un momento se discutió si la licencia médica impedía o no a la madre hacer uso del beneficio legal, valiéndose la Dirección del Trabajo de una cláusula que especificaba que este derecho regía solo para las trabajadoras que prestaban “servicios efectivos”. Ante esto, el 10 de diciembre de 2014, el Director del Trabajo, Christián Melis, revirtió la situación estableciendo que “mediante dictamen 4951/78, de 10.12.2014, el goce del derecho a sala cuna resulta exigible cuando las madres trabajadoras se encuentren haciendo uso de licencia médica o en cualquier otro evento que les impida cuidar adecuadamente a su hijo menor de dos años”, señala la ley vigente.

Como vemos, las madres trabajadoras tienen derecho al beneficio legal de la sala cuna incluso cuando se encuentren con licencia médica, por lo que se debe tener muy presente en el mundo corporativo.

Relación entre satisfacción laboral y productividadAlergia infantil de primavera: 7 consejos para proteger a tu hijo