Facebook Linkedin Instagram Youtube

Un invierno sin contagios: cómo prevenir las enfermedades respiratorias

Estamos a días que comience el invierno y por ende existe un aumento importante en las enfermedades respiratorias por lo que hemos decidido lanzar una campaña de acompañamiento en nuestros centros educativos “Un invierno sin contagios” para concientizar a nuestras familias y equipos educativos de lo importante que es prevenir y cuidarse en esta temporada.

Para Vitamina la seguridad y el bienestar integral es un pilar fundamental de su propuesta de valor, por lo que volvimos a buscar el apoyo de la ACHS, experto en seguridad y cuidado personas, para que re-validara nuestro Plan de “Vuelta Segura” y supervisara su implementación con auditorias en cada uno de nuestros centros.

También pronto lanzaremos una canción original llamada “Lávate las Manos” en alianza con Los Frutantes de manera de promover por medio del juego este importante hábito de higiene.

Sumado a lo anterior, en los próximos días sumares una interesante entreviste con un especialista broncopulmonar infantil que despejará las principales dudas y preocupaciones que aquejan a mamás y papás esta temporada.

Que los virus no entren al jardín

Ventila los espacio de la casa a diario

Una buena ventilación de la casa es fundamental para mantener correctamente las medidas higiénicas que recomiendan las autoridades sanitarias. Si hay aire muy concentrado y no circula, aumenta el riesgo de contagio. La ventilación se lleva las partículas con el virus.

Vístelo por capas

El frío debilita las defensas de las vías respiratorias y facilita que entre el virus al organismo es por esto que vestirse en capas es clave para que nadie pase frío.

La primera capa es la ropa interior. Ojalá de algodón y lo más ceñida al cuerpo posible. La función de esta capa es regular la temperatura corporal.

La segunda capa de ropa nos va a servir como aislante y tiene que ser más sue que la anterior, para permitir capas de aire que funcionen como aislante. Ojalá sean de lana o algodón, al igual que la primera capa.

Y por último, la tercera. Esta capa nos protegerá de las inclemencias del tiempo. Es importante que proteja del viento, que elimina rápidamente nuestro calor corporal y que, además, sea impermeable para evitar que el agua de lluvia penetren.

Evita los cambios de temperatura

Como ya comentamos, el frío es un facilitador de resfríos y virus. Cuando bajan las temperaturas, las defensas de la vía respiratoria se ven más vulneradas y eso hace que sea más fácil que estas invadan partes más bajas del tracto respiratorio o generen infecciones virales respiratorias altas. Por lo tanto, el frío sería un facilitador al vulnerar un mecanismo de defensa.

Mantén sus vacunas al día

Recuerda que las vacunas son la manera más eficaz para prevenir enfermedades como la influenza.

Mantén al día su control sano

Es importante cumplir con la periodicidad de estos controles, que van dependiendo de la edad del niño, para que así el médico pueda evaluar y detectar, si es que ese fuera el caso, alguna anomalía o retraso en el desarrollo de tu hijo. 

También se revisa el calendario de vacunas, necesario para prevenir ciertas enfermedades y el que es clave mantener al día.

Limpia su nariz con pañuelos desechables

No reutilices pañuelos, ¡están cargados de virus! Usa uno, bótalo e inmediatamente lávate las manos para `prevenir contagios.

Desinfecta juguetes una vez por semana

Si hay niños enfermos recuerda desinfectar los juguetes que usan y chupan una vez por semana. Se puede desinfectar los juguetes de plástico mediante uso de agua con cloro diluida. 2 gotas de cloro por litro de agua que no esté caliente. Basta con sumergirlos y dejarlos en remojo durante 5 minutos. Luego déjalos a secar en lugar limpio y al aire libre

Entrega alimentos sanos y balanceados

Tener las defensas altas, o el sistema inmunológico fuerte, es clave a la hora de prevenir enfermedades. El sistema inmunológico es la barrera que pone el cuerpo ante el posible ataque de virus

La alimentación y buenos hábitos son las principales cosas a tener en cuenta para fortalecerlo. 

Evita traerlo al jardín con temperatura sobre 37.5º

Cuidar a la comunidad es tarea de todos. Si alguno de tus hijos presenta fiebre sobre 37.5º no lo traigas al jardín, podría contagiar a más compañeros. ¡Seamos responsables!

Te invitamos a conocer el protocolo interno de cuidado que tenemos en Vitamina

Dinámicas hogareñas para trabajar las emocionesUn menú semanal para la familia resfriada