Facebook Linkedin Instagram Youtube

El desarrollo emocional de tus hijos, una guía para padres

Si fomentamos el desarrollo socioemocional de nuestros hijos, podemos ayudarles a encontrar su camino hacia el éxito y el significado en todos los aspectos de la vida.

Los expertos consideran que el aprendizaje socioemocional es una herramienta clave para ayudar a los niños a comprender y regular sus emociones.

¿Qué es el aprendizaje socioemocional?

El aprendizaje socioemocional ofrece un marco para enseñar a los niños a crecer en las siguientes áreas:

  • Conciencia de sí mismo: tu hijo se reconoce como un individuo único que tiene sus propias habilidades, características, sentimientos e intereses.
  • Autocontrol y autogestión: tu hijo regula sus respuestas a sus necesidades, sentimientos y acontecimientos.
  • Conciencia social y habilidades relacionales: tu hijo demuestra y continúa desarrollando relaciones positivas con compañeros y adultos importantes, y demuestra habilidades pro-sociales de resolución de problemas en las interacciones sociales.
  • Toma de decisiones responsable: tu hijo entiende y sigue las rutinas y reglas

Cada una de estas competencias abarca una amplia gama de habilidades:

Autoconciencia

La autoconciencia implica la comprensión de las propias emociones, capacidades, valores y objetivos. Los niños con un fuerte sentido de la autoconciencia son más capaces de expresar sus necesidades y evaluar sus capacidades.

Las habilidades de autoconciencia incluyen

  • Identificar las propias emociones
  • Reconocer los puntos fuertes y débiles
  • Expresar las propias necesidades
  • Ser honesto
  • Tener una mentalidad de crecimiento

Autogestión

La autogestión implica la capacidad de controlar las emociones, los pensamientos y las acciones propias en diferentes situaciones. Los niños con habilidades de autogestión son más propensos a tomar la iniciativa y establecer sus propios objetivos.

Las habilidades de autogestión incluyen:

  • Establecer objetivos
  • Gestionar las emociones
  • Planificar y organizar
  • Tomar la iniciativa
  • Motivarse a sí mismo

Toma de decisiones responsable

La toma de decisiones responsable implica la capacidad de tomar decisiones cuidadosas y comprender las consecuencias de los propios actos. Los niños con esta habilidad tienden a ser más curiosos y empáticos.

La toma de decisiones responsable incluye:

  • Demostrar curiosidad e indagación
  • Utilizar el pensamiento crítico
  • Identificar soluciones a los problemas
  • Sopesar los riesgos antes de tomar una decisión
  • Comprender las consecuencias del propio comportamiento

Habilidades relacionales

Las habilidades relacionales ayudan a los niños a formar y mantener relaciones de apoyo y a desenvolverse con eficacia en diversos entornos sociales.

Esta competencia abarca una amplia gama de habilidades, tales como

  • Comunicarse eficazmente
  • Demostrar liderazgo
  • Establecer relaciones positivas
  • Practicar el trabajo en equipo y la colaboración
  • Ofrecer y pedir ayuda cuando se necesita

Conciencia social

La conciencia social es la capacidad de empatizar y comprender las perspectivas de los demás, incluidas las personas de diferentes culturas y orígenes. Los niños con una gran conciencia social son más compasivos, comprensivos y solidarios con sus compañeros.

Las habilidades de conciencia social incluyen

  • Comprender los puntos de vista de los demás
  • Reconocer los puntos fuertes de los demás
  • Mostrar compasión
  • Considerar los sentimientos de los demás
  • Dar las gracias

Estas cinco competencias están fuertemente interrelacionadas y pueden enseñarse y aplicarse en distintas etapas de desarrollo.

Cómo el aprendizaje socio-emocional beneficia a los niños

En esencia, el aprendizaje socioemocional dota a los niños de las habilidades que necesitan para desenvolverse con éxito la vida. Y no hay que esperar mucho para ver sus beneficios. Las investigaciones demuestran que el SEL (siglas en inglés de social-emotional learning) puede conducir a

  1. Mejor rendimiento académico – Los niños con competencias SEL están más comprometidos durante las clases y son más hábiles en la auto-motivación, lo que conduce a mejores calificaciones y resultados en pruebas y exámenes.
  2. Aumento de la participación y la asistencia -El SEL ayuda a los niños a desarrollar la confianza y las habilidades de comunicación, lo que conduce a la participación activa. También tiene un impacto positivo en la asistencia diaria.
  3. Menos problemas de comportamiento – Enseñar y modelar un comportamiento adecuado es un aspecto clave de SEL. Esto conduce a un menor número de incidentes disciplinarios y fomenta actitudes positivas entre los estudiantes.
  4. Mejora de la salud mental y de la autoestima -El SEL ayuda a los alumnos a establecer relaciones de apoyo con sus compañeros y con los adultos, lo que conduce a una mejora de la salud mental y a un aumento de la autoestima.
  5. Relaciones positivas con los profesores y los compañeros – Al practicar la comunicación y la colaboración, los alumnos pueden establecer relaciones saludables con sus compañeros, profesores y otros mentores.

En Vitamina entregamos herramientas clave para que tu hija o hijo sean su mejor versión!

El por qué todos deberían estar pensando en el bienestar de las mamás