Facebook Linkedin Instagram Youtube

10 beneficios que el deporte puede dar a tus hijos

Julio 29, 2016

Es sabido que el deporte es beneficioso para la salud, aunque la mayoría de las veces no le dedicamos el tiempo necesario (ya sea por falta de ganas o porque priorizamos otras actividades). En el caso de los niños, la posibilidad de iniciarse en la práctica deportiva desde temprana edad, tendrá muchos beneficios a lo largo su vida, podrán aprovechar toda su energía, y potenciar distintas habilidades, tanto físicas como sociales. En Vitamina, junto con potenciar habilidades físicas y sociales y desarrollar al máximo sus capacidades, a través de distintas actividades tanto en sala como en nuestros espacios de patio, te damos diez beneficios que tus hijos tendrán si los incentivas a hacer deportes al aire libre:

Salud: realizar habitualmente algún deporte ayuda a trabajar el corazón, de modo que en el largo plazo el cuerpo requiera menos esfuerzo para desarrollar las mismas actividades. Asimismo, lograrán optimizar su sistema respiratorio.

Gasto energético: la niñez es una edad en la que hay un gran gasto energético, y en muchas ocasiones se realiza un constante consumo de snacks y alimentos ricos en azúcares. Un aspecto muy positivo de realizar deportes, es que mantiene a los niños activos, al tiempo que queman calorías y grasas, lo que les ayudará a mantener un peso controlado.

Sueño: nuestros hijos son tan curiosos e inquietos, que poseen una natural tendencia a dormirse más tarde de lo que se debe. ¡Quieren aprovechar cada momento para aprender nuevas cosas! Pero todos sabemos que una noche de mal sueño, generalmente nos afecta por varios días. Pues bien; el ejercicio ayuda a una mayor relajación, que induce a un sueño reponedor y placentero.

Aprendizaje: según el tipo de deporte, los niños podrán desarrollar distintos valores y aprendizajes que les acompañarán durante su vida. Si se trata de una disciplina individual, se desarrollará espíritu de superación, constancia, tolerancia a la frustración y la satisfacción de realizar un gran esfuerzo; si se trata de un entrenamiento colectivo, se podrá entender la importancia del trabajo en equipo, la responsabilidad, la solidaridad y el compañerismo. Todo lo anterior, constituyen aspectos que podrán ayudarles en diferentes instancias de su vida.

Habilidades: la práctica deportiva lleva consigo el desarrollo de ciertas habilidades motoras básicas, como el equilibrio, la velocidad, la coordinación, la flexibilidad y la fuerza, según refiere la clínica Meds. Éstas cualidades siempre serán beneficiosas para los niños, así como al pasar a la adolescencia, en la adultez y vejez.

– Fijarse metas: algo inherente al deporte es el logro de objetivos, a corto y largo plazo. Desde promover un buen juego en equipo, hasta mejorar las habilidades por medio del entrenamiento y disciplina, son grandes promotores de la consecución de metas. Esta habilidad se fortalece a lo largo del tiempo, y servirá para el desarrollo personal y profesional futuro.

– Sociabilidad: el deporte es una excelente vía para conocer nuevas personas, hacer amigos y desarrollar habilidades sociales que les permitan integrarse en distintos entornos. Además entrega valores universales como el compañerismo, solidaridad, lealtad, trabajo en equipo que son pilares fundamentales en el desarrollo de los niños en Vitamina.

– Resolver problemas: cada disciplina tiene distintas dificultades y características que deben alcanzar cierta maestría para el desarrollo deportivo. Si bien no esperamos que nuestros niños sean campeones o jugadores profesionales desde temprana edad, es importante dar énfasis a la fuerza de voluntad y la constancia al momento de realizar deportes. Cada obstáculo, pequeño o grande, que deban sobrellevar durante la práctica deportiva, implicará un proceso de aprendizaje en el que resolver problemas será parte primordial de su día a día.

– Autoestima: en ciertas oportunidades, algunos niños pueden exacerbar las características de otros utilizando comentarios desagradables e hirientes. La confianza en sí mismo y en los demás como parte de las características del niño que queremos formar en Vitamina, se ve muy potenciada a través del deporte. El grado de afectación ante estos comentarios dependerá del nivel de seguridad y autoestima que el niño posea, aspectos que sin duda el deporte fortalece de manera constante.

– Felicidad: por último -y no por ello menos importante- el ejercicio está asociado a felicidad, ya que su práctica moderada promueve la liberación de serotonina y endorfinas, dos hormonas que generan sensaciones de placer y bienestar.

Aunque es muy bueno fomentar la participación de nuestros hijos, en primera instancia siempre se deberían realizar chequeos médicos que confirmen que nuestros pequeños no tendrán problemas o afecciones de salud que les impidan la práctica deportiva. Así como tampoco es necesario integrarlos a una liga competitiva en cuanto caminen. No hay que olvidar que desean vivir, aprender y experimentar, por lo que el ejercicio debe ir acompañado de actividades lúdicas y divertidas que los insten a disfrutar. Sólo así adquirirán la conciencia necesaria para ser constantes y aprovechar los beneficios de los deportes y ejercicios en el largo plazo.

¿Cómo fomentar la creatividad en los niños?La importancia de la lactancia materna