Facebook Linkedin Instagram Youtube

Arte en Familia

Enero 24, 2017

El árbol de la Vida
El arte permite reflejar lo que sucede más allá de las palabras y la razón. Por este motivo, es importante estimular la creatividad en los niños desde que son pequeños para así permitirles expresarse y fortalecer la seguridad en ellos mismos.

¿Quién soy?
Fuerte como un roble, alto y distinguido como la araucaria, sagrado como el canelo.
Soy frágil como el otoño, romántico como la primavera, alegre como el verano, y a veces me siento desnudo como el invierno.
Yo soy el árbol de la vida.

Los invitamos a realizar una actividad creativa que puede disfrutar toda la familia unida donde no hay límites de edad y lo único necesario son las ganas de crear y compartir.

Para representar un linaje familiar muchas veces se utiliza un árbol, con las ramitas que se van dividiendo. Este es un esquema simple en el que aparecen los antepasados directos de una persona. El tronco eres tú. Las dos primeras ramas son tus padres. Las cuatro siguientes tus abuelos. Cuánto más subes más se ramifica. Para hacer tu árbol genealógico, pídele a tus papás que te cuenten sobre tu familia y sus integrantes: Hermanos, tíos, abuelos y bisabuelos. Luego busca fotos de cada uno y si no tienes puedes dibujarlos.

Hacer este trabajo nos ayuda a descubrirnos, comprendernos y amar más a nuestros familiares.

Manos a la obra:

materiales

Materiales:
-1⁄2 1 kilo de greda
-Ramas secas de árbol
-Caja de cartón
-Papel volantín
-Témperas diferentes colores
-Pegamento cola fría
-Pincel
-Fotos familiares para recortar (pueden ser fotocopias).
-1 mondadientes o palito fino

El tronco:
-Toma la greda, amásala y dale la forma de un cilindro para hacer el tronco del árbol. Con un mondadientes dibújate a ti en el centro del tronco.

Las ramas:
-Selecciona ramas, una por cada miembro de la familia, y entiérralas en el tronco de greda, de modo que representen las ramas de tu árbol.
-Luego cierra los ojos e identifica a cada miembro de tu familia con un color.
-Pinta cada rama.

Las hojas:
-Recorta fotos de tus familiares.
-Toma la caja de cartón y recorta formas circulares y ovaladas, con cola fría envuélvelas en papel volantín de diferentes colores.
-Luego pega una foto en cada hoja y deja un hilo para poder colgar. Deja secar. El árbol: Cuelga las hojas del árbol y observa la hermosa familia que tienes.

Por María Ignacia Miquel,
Artista Visual y Directora de “El Taller de los Niños”, revista Vitamina.

Seis consejos para entretener a los niños estas vacacionesDesarrollando la creatividad