Facebook Linkedin Instagram Youtube

¡Aprende a vestir a tu hijo para los días de frío!

Mayo 23, 2017

“Más abrigado que hijo único”, ¿quién no ha escuchado esa broma al referirse a la ropa que le pones a tu hijo en días fríos?

Broma típica que deben escuchar muchos padres primerizos cuando la vestimenta de sus guaguas es, por decirlo menos, exagerada para el clima del lugar. La verdad es que no es fácil saber cómo vestir correctamente a un niño pequeño, para que no pase frío, pero tampoco para que tenga calor.

Recuerda que hasta aproximadamente los 3 meses, a los recién nacidos les cuesta regular su temperatura corporal y pierden calor fácilmente. Tienen poca grasa y además se mueven poco. Por eso, deben llevar una prenda más de ropa de la que tú llevarías.

Antes de vestirlos y elegir su ropa piensa qué actividades vas a realizar durante el día y cuánto durarán, si estarás al aire libre o en lugares cerrados. ¡Revisemos cómo se debería vestir a un niño cuando hace frío!

Cómo vestir a tu hijo cuando hace frío:

  • Elige pantalones con abertura entre las piernas o elástico en la cintura. Evita los enteritos de una pieza ya que el mudarlos quedarán muy desnudos y les puede dar frío.
  • Usa tejidos que permitan que el sudor se absorba en caso que transpire. El algodón es perfecto para esto y no produce alergias.
  • Usa bodies o piluchos de manga larga, así aunque el bebé se mueva mucho su espalda y estómago siempre estarán cubiertos.
  • Los pies de tu hijo siempre deben estar cubiertos por botitas tejidas, calcetines gruesos o zapatos si son más grandes. Si hace mucho frío y vas a estar a la intemperie puedes ponerles pantys de algodón.
  • Protege sus oídos con un gorro que los tape.
  • Usa capas: entre una prenda y otra se crea una mínima película de aire que tiene un carácter aislante. El sistema de capas, además, permitirá al niño ir adaptando su grado de abrigo en función de la temperatura del lugar donde esté. Dependiendo de dónde vivas la cantidad de capas que debes ponerle a tu hijo. Recuerda que debe poder moverse con facilidad con la ropa que esté usando.
  • Para dormir hay que considerar la calefacción del hogar. Si no cuentas con calefacción suficiente, habrá que suplirla abrigando al niño convenientemente antes de meterlo en la cama. Si por el contrario dispones de una buena calefacción, puedes poner al niño un pijama normal de polar. Un dato importante: cuando hay guaguas de menos de un año, es recomendable que la habitación no esté a una temperatura superior a 24 grados. Es un factor de riesgo para la muerte súbita de los lactantes.

Finalmente, ¿cómo saber si está bien abrigado? La mejor forma de saber que está calentito es tocar su nuca. Si está sudando debes quitarle una prenda, y si está frío, agregar una más.

Previniendo la obesidad: comer en familia puede ser el primer paso¡Todo lo que necesitas saber sobre el comienzo de la alimentación complementaria!