Facebook Linkedin Instagram Youtube

7 grandes beneficios que tiene una empresa al contratar una sala de cuna

Junio 01, 2016

La maternidad es una etapa de suma importancia y permite experimentar una conexión distinta con su entorno, pero que, además, cambia la vida y rutina de toda la familia. Así lo asegura una publicación de ComunidadMujer, en donde se aclara que “el ingreso de las mujeres al mundo del trabajo remunerado provoca un profundo proceso de transformación de la dinámica familiar”.

Aunque las mujeres han adquirido un rol protagónico en cuanto al empleo y, entre sus atributos, destacan su constancia, responsabilidad y la tan valorada habilidad del “multitasking”, la tasa de participación laboral del género se ve afectada negativamente debido al hecho de que no todas las empresas están dispuestas a apoyar aquellas que son madres. Por este motivo, las compañías que otorgan el beneficio de  sala cuna son altamente valoradas por sus colaboradoras, lo que genera un sentimiento de pertenencia y mayor compromiso con las mismas.

La importancia de la sala cuna

Una empresa que ofrece el beneficio de sala cuna no solo fortalece el vínculo entre empleador y colaboradoras, sino que, a través de su entrega, logrará fidelizar a las mamás trabajadoras, además de aumentar la producción, minimizar el ausentismo, los atrasos y las licencias, entre otros.

Considerando que la maternidad es, quizás, el rol más importante para una mujer, no quiere decir que es un impedimento para que ponga su talento al servicio de una entidad. Si una empresa decide apostar por el beneficio de sala cuna, potenciará los siguientes aspectos:

1. Minimizar los atrasos al inicio de la jornada

Uno de los factores que influye en el retraso de las mujeres al ingreso de su jornada laboral, tiene relación con recorrer grandes distancias para llevar a sus hijos a la casa de algún familiar o recinto especializado en cuidado. En el caso de las empresas con sala cuna, esta eventualidad se reduce considerablemente, puesto que si está cerca de su trabajo, no será necesario desviarse del camino.

2. Reducir el ausentismo y las licencias

Cuando una madre no tiene un lugar o persona que cuide de sus hijos de manera definitiva, muchas veces no tendrá más alternativa que faltar a su jornada laboral o pedir una licencia para hacerse cargo de ellos. Al contar con una sala cuna provista por la empresa, las colaboradoras tendrán un lugar destinado al resguardo de sus pequeños y no será necesario ausentarse en el trabajo.

3. Favorecer el apego entre madre e hijo

Durante los primeros meses de vida del bebé, es primordial potenciar el vínculo entre madre e hijo. Una empresa que realmente se preocupe por el bienestar de sus trabajadoras lo entenderá de ese modo y pondrá a disposición el acceso a sala cuna, para que las mujeres de su equipo se sientan entendidas en sus diversos roles y, por lo tanto, fidelizadas con su empleador.

4. Generar un aporte financiero implícito

Enviar a los hijos al jardín infantil o contratar a alguien para su cuidado, requiere de una inversión considerable de dinero. Una empresa que facilite el beneficio de sala cuna para su personal estará cuidando el presupuesto de sus colaboradores y entregando un incentivo que, implícitamente, se traduce en un apoyo monetario.

5. Evitar la fuga de talentos

Tanto hombres como mujeres buscan empresas que les otorguen incentivos, además de la oportunidad de conciliación familiar y laboral. Una mujer trabajadora que tenga hijos querrá pertenecer a una organización en donde se le entreguen facilidades asociadas a la maternidad y, por este motivo, los empleadores dispuestos a contar con sala cuna lograrán conservar a los talentos femeninos. Esto, además, se traducirá en una disminución en cuanto a la rotación de personal.

6. Mejorar la producción

Un trabajador que se sienta grato en su empresa desempeñará su rol de la mejor manera posible. Es por eso que un empleador que cuente con el beneficio de sala cuna para sus colaboradoras potenciará el vínculo entre ambos a nivel cualitativo, lo que se traducirá en mejoras en lo cuantitativo (por ejemplo, un incremento en la producción).

7. Evitar los permisos extensos e inesperados

Las trabajadoras que son madres, ante cualquier eventualidad acontecida con sus hijos, deben pedir permisos para acudir a solucionarlos. Si la empresa ofrece sala cuna a su personal, las colaboradoras tendrán el recinto cerca para resolver cualquier imprevisto y no necesitarán ausentarse por períodos demasiado extensos.

Según ComunidadMujer, una medida para cuidar a las trabajadoras e “incrementar la participación laboral femenina, mejorando igualmente sus condiciones, exige, necesariamente, constituir un sistema de cuidado infantil con miras a la universalidad y a la excelencia, pues la primera infancia constituye un período crucial para el desarrollo posterior de las personas, en definitiva, del capital humano del país”.

Las empresas que ofrezcan el beneficio de sala cuna no solo darán a la maternidad la relevancia necesaria, sino que además mostrarán interés por el desarrollo profesional de sus trabajadoras.

Lo que nos motiva día a día¡Feliz Día Papás!